Quantcast

Ariel Castro niega los cargos por el secuestro de Cleveland

Ariel Castro, quien mantuvo cautivas a tres jóvenes durante una década en su casa de Cleveland, se declaró anoche no culpable de un total de 977 cargos por violación, secuestro y abusos sexuales, según han informado medios locales. Castro, vestido con un mono naranja, mantuvo la cabeza agachada y los ojos cerrados durante su comparecencia ante la juez Pamela Barker, que le pidi en varias ocasiones que levantara la vista mientras le leía sus derechos y mantuvo la fianza en 8 millones de dólares.

La elección del jurado se realizará el próximo 5 de agosto. La Fiscalía ya ha avanzado que pedirá la pena de muerte para los dos cargos de intento de homicidio agravado por pegar supuestamente a la primera de las secuestradas, Michelle Knight, que, debido a la gravedad de los golpes perdió al bebé que esperaba. El resto de cargos supondrían la cadena perpetua. En concreto, se trata de 512 cargos por secuestro, 446 por violación, siete por abuso sexual, seis por acoso, tres por poner en peligro la vida de un menor y los dos ya mencionados. También han interpuesto un cargo por poseer armas criminales.

Las acusaciones hacen referencia a todo el periodo de cautividad que comenzó el 22 de agosto de 2002 con la desaparición de Knight, hasta el 6 de mayo de este año, cuando Amanda Berry, declarada desaparecida el 21 de abril de 2003, y su hija -fruto de las supuestas violaciones de Castr – escaparon de la casa y condujeron a la Policía hacia el paradero de Knight y la tercera cautiva, Gina DeJesus, en paradero desconocido desde el 2 de abril de 2004.