Quantcast

Rousseff insiste en su propuesta de plebiscito político

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, insistió en su propuesta de celebrar un plebiscito para acometer una reforma política, en respuesta a las protestas sociales, algo prácticamente descartado por el Parlamento. Rousseff dijo que los proyectos para mejorar la representatividad del sistema político, controlar los gastos públicos y de combate a la corrupción «exigen una urgente participación de la sociedad para que se haga oír», por lo que considera «muy importante el plebiscito».

«Cuando se trata de reforma política, creo que es fundamental que tengamos como base la consulta popular. Hay que consultar al pueblo», dijo Rousseff en un discurso en la apertura de la 41 reunión ordinaria del pleno del Consejo de Desarrollo Económico y Social, un órgano consultivo de la Presidencia. La prerrogativa de convocar plebiscitos corresponde al Legislativo bicameral, que prácticamente ha descartado la posibilidad de celebrar un plebiscito con validez para las elecciones de 2014 debido a la falta de tiempo hábil.

El presidente de la Cámara de los Diputados, Henrique Eduardo Alves, defendió este martes que la reforma política sea elaborada por el Legislativo y luego sometida a un referendo. La cámara baja creó el martes un grupo de trabajo dedicado a estudiar la reforma política, que celebró su primera reunión y que presentará sus sugerencias en un plazo de 90 días. Tan sólo tres partidos oficialistas aún mantienen en pie la propuesta de Rousseff, entre ellos el Partido de los Trabajadores (PT), en el que milita la mandataria.