Quantcast

Pedraz procesa a 14 altos cargos de Afinsa por la estafa piramidal de los sellos

Sostiene el magistrado, que cifra el perjuicio causado por la estafa piramidal de la filatélica en 1.928 millones de euros, que tanto el Consejo de Administración como otros directivos de la empresa sabían que era un negocio «ruinoso» porque carecía de sentido económico y de apoyo legal.

Según el juez, durante toda la vida de la compañía los administradores de Afinsa fueron conscientes de que para mantener la actividad resultaba esencial controlar tanto el precio de los ellos como su revalorización. La insolvencia de la compañía se ocultaba a terceros mediante artificios contables avalados por el auditor.

En el auto de procesamiento, Pedraz concluye que pese a sus pérdidas, Afinsa mantenía su actividad -reflejando beneficios en las cuentas- gracias a incrementar de forma piramidal el capital, invertido por los clientes y considerando que el capital nuevo que entraba cada año producía unos beneficios que realmente no eran tales. «La inconsistencia e invisibilidad de este negocio está fuera de toda duda», dice el instructor.