Quantcast

Ashton pide la liberación de Mursi y de los demás presos políticos

La jefa de la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, ha dicho en El Cairo que le habría gustado ver al depuesto presidente Mohamed Mursi , retenido desde el golpe de Estado, y pidió su liberación y la de los presos políticos. Sobre Mursi , Ashton señaló que aunque no se pudo entrevistar con él, le han asegurado que se encuentra «bien» y está «bien cuidado», según unas declaraciones de la jefa de la diplomacia europea recogidas en un comunicado difundido por la UE.

«He dejado claro en mis declaraciones y en todas las reuniones que he mantenido que creo que Mursi debe ser puesto en libertad y que creo que los presos políticos deben ser liberados», afirmó. La responsable europea dijo también que quiere ver cómo Egipto avanza hacia la democracia y sostuvo que es necesario el compromiso de todas las partes. Ashton destacó asimismo la importancia de que se desarrolle «un proceso totalmente incluyente para asegurar que el país realmente pertenece a todo el mundo y que la gente sienta que participa en el mismo».

EE UU condenó los disturbios en El Cairo y reconoció que el 'número dos' del Departamento de Estado, William Burns, sí mantuvo contacto con los Hermanos Musulmanes durante su visita a Egipto esta semana, al contrario de lo informado anteriormente. «Condenamos rotundamente la violencia que mató a siete personas e hirió a más de 200 personas en El Cairo, y cualquier incitación a la violencia. No puede haber lugar en Egipto para este tipo de violencia», dijo un portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell, en rueda de prensa.

Condena de la violencia

«La violencia hace que la transición sea mucho más difícil y amenaza la estabilidad y prosperidad de Egipto», agregó Ventrell acerca de los disturbios, que se produjeron durante las protestas de partidarios del depuesto presidente Mohamed Mursi y dejaron siete muertos y 261 heridos. Los disturbios coincidieron con la marcha del país del subsecretario de Estado de EE.UU., William Burns, quien se reunió con el presidente interino, Adli Mansur, el primer ministro, Hazem el Beblaui, y el ministro de Defensa y jefe de las Fuerzas Armadas egipcias, general Abdel Fatah al Sisi.

Pese a que el Departamento de Estado indicó en un primer momento que Burns no había contactado con ningún representante de los Hermanos Musulmanes, Ventrell aseguró que el funcionario sí «mantuvo una llamada telefónica con un representante» del grupo islamista, que se opone al Gobierno de transición. La llamada tuvo lugar mientras Burns estaba en El Cairo y se concertó después de que «problemas logísticos» impidieran programar un encuentro cara a cara, según Ventrell, que evitó precisar el nombre del representante de los Hermanos Musulmanes.

El portavoz evitó hablar sobre el contenido de la comunicación e indicó simplemente que Estados Unidos apoya un proceso político «que incluya a todos los sectores» de Egipto. Estados Unidos aún no ha decidido si considera el derrocamiento de Mursi como un golpe de Estado, lo que le obligaría por ley a suspender la ayuda a Egipto, sobre todo militar, que asciende a 1.500 millones de dólares anuales