Quantcast

Pérez-Reverte dice sentirse «acosado» y «amenazado» por González Vigil

El escritor Arturo Pérez-Reverte se ha pronunciado sobre la condena de la Audiencia Provincial de Madrid -que le condena a él y al cineasta Manuel Palacios a pagar 200.000 euros de multa por plagio del guion ?Gitano?- y ha acusado al demandante, Antonio González Vigil, de ?intento de visitas, acoso continuo y amenazas al Sr. Pérez-Reverte y a sus abogados (no al director don Manuel Palacios)?, con el fin, afirma Pérez-Reverte, de conseguir ?mas dinero». En todas las ocasiones, el Sr. González Vigil fue despedido por el Sr. Pérez-Reverte o por sus abogados de modo enérgico?, concluye el comunicado.

La polémica se remonta a 2003, cuando González Vigil denunció al escritor y académico de la Lengua y a Palacios porque según él, el guion de la película partió de otro redactado por el propio González Vigil en 1996 y se ha retomado ahora por las nuevas declaraciones de González Vigil. En este sentido, el escritor ha mostrado su enfando ya que la sentencia, ha señalado, ?es vieja, del año 2011, y no se ha producido ninguna novedad desde entonces?. Igualmente, aclara que el importe y las costas ya fueron «debidamente» realizados en noviembre de 2012, ?con lo que el asunto quedó completamente cerrado?, desmintiendo varias informaciones publicadas en diferentes medios en los que se expresaba que el pago se había efectuado en las últimas semanas.

El académico ha hecho hincapié en la escasa actividad laboral conocida por el demandante y le ha instado a «buscar otras fuentes de ingresos o de financiación ajenas al Sr. Pérez-Reverte?. Para recalcar su inocencia, deja claro que ?todas las anteriores resoluciones y sentencias firmes, incluidas vía penal y Primera Instancia, decían justamente lo contrario. Asimismo, todos los peritos independientes, requeridos directamente por los jueces, afirmaron exactamente lo mismo: que no hubo plagio?. El principal perito del demandante ?el Sr. García-Pelayo (jugador profesional de casinos con currículum comprobable en las hemerotecas), fue en los múltiples procedimientos, primero testigo y luego «perito » en otro procedimiento?.

La última sentencia que le obliga a pagar la multa es puesta en duda por el escritor. ?Por motivos que a ella conciernen, una juez de la Audiencia Provincial de Madrid decidió ignorar las anteriores sentencias firmes favorables al Sr. Pérez-Reverte y fallar a favor del Sr. González Vigil con una nueva sentencia que recogía, casi literalmente, el contenido de su demanda?.