Quantcast

Antón Reixa gana las elecciones en la SGAE, pero sin mayoría

La lista de Aunir, encabezada por Antón Reixa, es la que ha obtenido un mayor número de votos en las elecciones a la junta directiva de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), en las que ninguna candidatura ha obtenido la mayoría. Los resultados han conformado una dirección renovadora y pluralista que deberá revitalizar una institución muy dañada por los casos de corrupción de la anterior cúpula dirigente.

Reixa ha asegurado esta tarde que el resultado de los comicios refleja con «rotundidad» la «voluntad de cambio» que se deberá hacer ahora con «diálogo» y «pluralidad». «La mejor noticia es que ésta es la SGAE del cambio. Todos estamos convencidos de la necesidad del cambio. No hay vuelta atrás», ha afirmado en declaraciones a los periodistas en A Coruña.

Pese a la necesidad de negociar un pacto, Reixa se ha mostrado convencido de que a través del «diálogo» se podrá lograr la «refundación» de la SGAE con una nueva directiva «plural» y «limpia de deudas del pasado» que promueva una gestión «discreta» y «transparente». «La creación es reinventarse. Vamos a dar lo mejor de nosotros mismos para reconciliarnos con la gente», ha apuntado.

La candidatura encabezada por Reixa ha logrado 14 puestos en la Junta Directiva; De Otra Manera (DOM), que encabeza José Miguel Fernández Sastrón, ha conseguido 9, mientras que Autores Más que Nunca tendrá 6 representantes; la coalición Centrados, uno, y otro será para un independiente, Miguel Ríos. Los ocho miembros restantes para completar los 39 integrantes de la Junta corresponden a los editores, que también se han elegido hoy pero que han concurrido en una candidatura única. Ahora los 39 miembros deberán ponerse de acuerdo para elegir a un presidente en la primera junta directiva que se celebrará el próximo 8 de mayo.

Sastrón, el más votado entre los músicos, ya ha anunciado su intención de presentarse. En cualquier caso, los resultados obligan a dialogar y pactar un candidato que renueve la imagen de la SGAE. «Lo importante es que no están los que no debían estar», ha asegurado Sastrón en referencia a que solo un representante de la anterior junta ha logrado acceder.

Más de catorce horas ha durado el complejo escrutinio de los votos que los socios de la SGAE emitieron ayer para elegir a la nueva directiva que estará al frente de la entidad los próximos cuatro años. De los 16 integrantes de la directiva que pertenecen al Colegio de Pequeño Derecho, que agrupa a los compositores y letristas, 9 pertenecen a la candidatura De Otra Manera, que encabeza José Miguel Fernández Sastrón, mientras que 3 son para Aunir; 2 son de Autores Más que Nunca, que encabeza Jaume Sisa; uno de la Coalición Centrados, y Miguel Ríos.

De los 6 socios que el Colegio de Gran Derecho (artes escénicas y música sinfónica) tiene en la directiva, Aunir ha logrado 4 representantes, mientras que los 2 restantes corresponden a la candidatura Autores Más que Nunca.

También ha vencido la formación que dirige Reixa en Obras Audiovisuales (directores, realizadores, argumentistas o guionistas y compositores), al obtener 7 de los 9 representantes que este colegio tiene en la junta, mientras que los otros 2 pertenecen a Autores Más que Nunca.

Complejo sistema

El escrutinio ha sido muy lento debido al complejo sistema electoral de la SGAE ya que, tras escrutar el voto por correo (es decir, supervisar que quien ha votado por correo no lo ha hecho también presencialmente), se ha contabilizado, para luego entrar en el recuento del voto presencial en las seis mesas electorales. Tras una larga noche, los socios de la SGAE que han participado en el recuento recibieron con aplausos el anuncio de que se había escrutado el último voto.

En total, concurrían a las elecciones 173 candidaturas: 105 por el Colegio Electoral de Pequeño Derecho; 25 del Colegio de Gran Derecho; 33 del Colegio Audiovisual y 10 candidaturas del Colegio de los Editores.

La transparencia, la democratización y la mejora de la imagen de la SGAE son objetivos comunes de la mayoría de los candidatos que quieren poner fin a la crisis vivida por la entidad desde hace diez meses, cuando varios de sus exdirectivos, entre ellos Eduardo Bautista, fueron detenidos e imputados en la conocida como «operación Saga» por un supuesto desvío de fondos.