Quantcast

Así se hace una moción de censura en España

La articulación legal de la moción de censura, que viene señalada en el artículo 112 de la Constitución de 1978, está muy marcada por la época. En un momento en el que la democracia en España daba sus primeros pasos y los partidos eran instituciones todavía débiles, se buscaba dotar de estabilidad al sistema. Por ello, la moción de censura en España es «constructiva». Es decir, debe plantear un candidato alternativo a la Presidencia del Gobierno para evitar un posible vacío de poder.

Este mecanismo, sin duda extremo, hace que el Congreso de los Diputados, en el que reside la soberanía, conserve su relevancia sobre el Gobierno, aunque la legislación plantea no pocos problemas para que pueda prosperar (de hecho, en la historia de la democracia española se han planteado dos, pero ninguna fue exitosa). Inicialmente, la moción debe ser «propuesta al menos por la décima parte de los Diputados»). Una vez presentada han de transcurrir cinco días antes del debate para permitir presentar alternativas. Finalmente, la votación habría que ganarla por mayoría absoluta para hacer posible el cambio en la Presidencia del Gobierno.

La Constitución introduce algunas cautelas adicionales, como que el mismo grupo de diputados no puede firmar más una propuesta de moción de censura en la misma legislatura.

Actualmente, la mayoría absoluta del PP impediría a la oposición ganar una moción de censura, pero sí sería una forma efectiva de obligar al presidente del Gobierno a comparecer.