Quantcast

Vela dice que España no puede absorber a los científicos que se están formando

La secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación del Ministerio de Economía, Carmen Vela, ha asegurado hoy que faltan científicos en España, pero que el sistema es incapaz de absorber a los excelentes profesionales que se están formando.

Durante la entrega de las becas de doctorado de biomedicina de la Fundación la Caixa a 40 jóvenes talentos de todo el mundo para formarse en centros de excelencia españoles, Vela ha asegurado que nunca ha dicho que sobraran, especialmente cuando «la estadística es contundente y dice que en España hay todavía menos científicos por cada mil personas ocupadas que en el resto de Europa».

Con estas palabras, Vela ha contestado a las demandas de algunos de los estudiantes becados, en la quinta promoción, que han pedido que no se recorten los presupuestos en investigación y que se siga invirtiendo para que haya más centros de excelencia.

También ha dicho que se trabajará con otro programa internacional de becas, porque en ciencia y tecnología las personas son lo más importante, y porque quieren que las personas formadas se puedan integrar en el sistema, afirmando que los contratos predoctorales de este año serán contratos, y que el presupuesto será mayor porque no se reduce.

Los 40 jóvenes becados, de los que 30 son mujeres, han recibido un diploma acreditativo en un acto al que ha asistido también Juan María Nin, director general de La Caixa, quien ha destacado que en momentos de incertidumbre como ahora es cuando la solidez de los valores son más necesarios, recordando que La Caixa dedica cada año 500 millones a obras sociales.

Los jóvenes becados se formarán en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), el Centro de Regulación Genómica (CRG) y el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona), considerados centros de excelencia en sus especialidades.

En una rueda de prensa previa al acto, al que han asistido los directores de los centros en los que trabajarán los becados, Luis Serrano, del CRG, y Carmen Castresana, del CNIO, han pedido que al repartir los recursos para ciencia se tenga en cuenta su excelencia, y se recorte de lo que no es competitivo, que lo hay, porque si se hace por igual en todos cuando se salga de la crisis no tendremos nada.

Recortes en el CNIO

Castresana ha dicho además que, por los recortes presupuestarios, en el CNIO no se han renovado desde el 2009 un 20% de los contratos, lo que implica que de 600 se han pasado a unos 500 investigadores, y que para el año que viene las espectativas son malas.

Joan Guinovart, del Institut de Recerca Biomédica, ha pedido que cunda el ejemplo de la fundación La Caixa, que se haga una ley de mecenazgo más generosa con los donantes de la que hay ahora para que haya más recursos, y que los ricos entiendan que como parte de su imagen y de su posición tienen la obligación de dar dinero para la investigación.

Sobre lo que se denomina fuga de cerebros, ha calificado esta expresión de perversa, apostillando que los científicos tienen que salir y moverse para formarse, y que el que no lo hace es sospechoso, remarcando que uno de los problemas que tiene España y Europa es la falta de movilidad, y que el provincialismo es uno de los defectos de la investigación.

Con la entrega de las becas de hoy, el programa de esta fundación ya ha reclutado a 200 estudiantes internacionales de doctorado, en los que tiene previsto invertir entre los años 2008 y 2016 un total de 23 millones.

Para las becas de 2012 se han presentado 1.759 candidatos de 94 países, lo que pone de relieve el interés que despierta la investigación biomédica española a nivel internacional.