Quantcast

Detenido en España uno de los 10 criminales más buscados de Europa

MADRID (Reuters) – La Policía española ha detenido al ciudadano británico Brian Colin Charrington, uno de los diez criminales más investigados por las policías europeas y líder de una organización de narcotraficantes, informó el martes la Policía.

«Además de Charrington, han sido arrestados uno de sus hijos y su actual pareja sentimental, que había viajado a Venezuela para preparar un nuevo envío de cocaína a través de embarcaciones de recreo», dijo la Policía en un comunicado.

En el marco de la operación contra el narcotráfico, agentes de policía han detenido a 13 personas, siete en España y seis en Venezuela, y se han incautado de más de 220 kilos de cocaína ocultos en un piso en la localidad alicantina de L'Albir, dijo la nota policial.

«Uno de los detenidos es Brian Colin Charrington, un histórico delincuente británico situado entre los diez criminales más investigados por las policías europeas», añadió.

Según la nota, Charrington, un excontrabandista de coches de Middlesbrough, al norte de Inglaterra, vivía una lujosa vida en Alicante, donde junto con su hijo tenía diez casas en propiedad, varios coches de gama alta y seis barcos solo en la zona de Marina Alta.

Andrew Moran, uno de los fugitivos más buscados de Reino Unido, fue arrestado en mayo cuando se relajaba en la piscina de una de las propiedades de Charrington, añadió el comunicado.

La policía dijo que se habían incautado también 220 kg de cocaína ocultos en un piso de L'Albir y que se han bloqueado judicialmente sus cuentas bancarias, propiedades y bienes con un valor superior a los cinco millones de euros.

España dirigió la investigación, que duró tres años, junto a la policía de Venezuela, Colombia, Argentina y Reino Unido con el apoyo de AMERIPOL, una agencia policial internacional que agrupa a Estados Unidos y otros 19 países latinoamericanos y caribeños.

España sigue siendo un destino popular para los fugitivos británicos que, hasta 1985, se aprovecharon de la falta de un tratado de extradición entre los dos países.

Desde 2007, 52 de los 65 fugitivos británicos que se sabe están en España fueron arrestado como resultado de campañas organizadas por la británica Serious Organised Crime Agency (SOCA), la asociación Crimestoppers y la policía nacional, dijo la SOCA.

Entre las últimas detenciones destaca la del narcotraficante Mark Lilley que fue detenido en Málaga a principios de este mes cuando se escondía en una habitación del pánico oculta tras el armario de su dormitorio.