Quantcast

Diseñan una bota nanotecnológica que amortigua el impacto un 90% más

La empresa riojana Calzados FAL ha diseñado una gama de calzado de protección para motoristas urbanos más segura y resistente, basada en la nanotecnología y que incrementa la capacidad amortiguadora del impacto entre un 85% y un 91% respecto a los materiales habituales.

El consejero Industria riojano, Javier Erro, el gerente de Calzados FAL, Manuel Abad, y el director gerente del Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR), Javier Oñate, han presentado, en una rueda informativa, este proyecto, denominado «Motocalzado» y en el que también ha colaborado el Instituto de Investigación sobre Reparación de Vehículos (Centro Zaragoza).

«Motocalzado», tras dos años de trabajo, ha permitido el desarrollo de un prototipo de bota de protección para motoristas urbanos basado en nuevos materiales, desarrollados a través de la nanotecnología y avalado por rigurosos estudios accidentológicos, ya que se producen unos 20.700 accidente de este tipo al año, biomecánicos y ergonómicos, ha explicado Oñate.

Su característica diferencial es que, además de conjugar resistencia y comodidad, incrementa «notablemente» la capacidad de absorción del impacto en un accidente, lo que multiplica su efectividad y ayuda a la reducción de la gravedad de las lesiones al disponer de una pantalla protectora que amortigua el golpe. La clave de este nuevo calzado reside en el material utilizado, desarrollado con la aplicación de la nanotecnología y que incrementa la capacidad amortiguadora del impacto entre un 85% y un 91% en relación a los materiales que se emplean habitualmente, ha añadido el gerente de FAL, creada en 1965 y con capacidad de elaborar 10.000 pares de zapatos al día.

El nuevo calzado, una vez desarrollado el prototipo, está ahora en fase de industrialización y será comercializado a primeros de 2014, según Abad, quien ha indicado que se ofertará a la administración pública, una vez que ya ha sido probado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Este proyecto se puso en marcha en 2011 con el fin de diseñar un calzado más seguro y más resistente para motoristas urbanos a partir de la aplicación de la nanotecnología al desarrollo de nuevos materiales.

El punto de partida fue la constatación de una necesidad en el mercado de equipos de protección para motoristas, ya que, aunque existe una amplia gama de prendas de protección para este colectivo, la mayoría están orientadas a la circulación por carretera. En este contexto se enmarca el diseño de un calzado para motoristas urbanos que combina la seguridad de los equipos para carretera con la comodidad necesaria para el desarrollo de la actividad cotidiana en la ciudad.

Abad ha insistido en que para «subsistir» y diferenciarse de la competencia hay que apostar por la I+D+i, lo que ha hecho esta empresa riojana con «Motorcalzado», tras constatar que los motoristas sufren muchos accidentes pequeños que afectan al tobillo y al pie. «El trabajo desarrollado en este proyecto ha permitido desarrollar un producto innovador, capaz de impulsar la competitividad de la empresa, del sector y de nuestra región», ha subrayado Erro.

Ha indicado que este proyecto es un ejemplo de la apuesta «clara» de las empresas riojanas por la I+D+I y ha recordado que La Rioja es la comunidad con mayor porcentaje de empresas innovadoras, un 35 %. Sus datos señalan que el sector riojano del calzado, incluido el del cuero, se caracteriza por una apuesta «sobresaliente» por la I+D como herramienta de competitividad; además de que invierte doce veces más que la media nacional del sector, en términos relativos sobre Producto Interior Bruto (PIB), según la Estadística de Actividad en I+D 2012.

Ha añadido que el calzado es el segundo producto más exportado por La Rioja, que han alcanzado, en los cuatro primeros meses de este año, los 83,11 millones de euros, lo que supone superar por primera vez en el primer cuatrimestre la barrera de los 80 millones. También es uno de los sectores «vanguardia» y más dinámicos en el Plan Estratégico de Subvenciones de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER), dado que, entre 2008 y 2012, se han aprobado 431 proyectos de calzado, lo que supone el 6,1 % de las iniciativas impulsadas por el conjunto de los sectores. Estos proyectos han sido promovidos por 69 empresas y conllevan una inversión aprobada de 53,73 millones de euros y una subvención de 13,73 millones.