Quantcast

El crecimiento de la economía china se ralentiza al 7,5% interanual

El producto interior bruto (PIB) de China en el segundo trimestre del año experimentó un crecimiento interanual del 7,5%, lo que supone una expansión dos décimas inferior a la de los tres meses anteriores, según reflejan los datos publicados por el Buró Nacional de Estadística de China. De esta manera la tasa de crecimiento correspondiente a la primera mitad de 2013 se situó en el 7,6%, después de crecer un 7,7% en los tres primeros meses del año y un 7,5% entre abril y junio.

En concreto, la aportación de la industria primaria aumentó un 3% en el segunto trimestre del año, mientras que el sector secundario lo hizo un 7,6% y el terciario un 8,3%. Por su parte, en la comparativa intertrimestral, el PIB de China registró un incremento del 1,6% respecto al primer trimestre.

La oficina estadística china señala en un comunicado que durante la primera mitad de 2013, ante el «complicado y volátil entorno económico» tanto en el país como en el exterior, el Gobierno se ha comprometido a hacer progresos al mismo tiempo que se garantiza la estabilidad.

Para ello, se ha centrado en mejorar la calidad y la eficiencia del crecimiento económico, en continuar con una política fiscal «proactiva» y una política monetaria «prudente», en crear las condiciones para la reestructuración económica mediante reformas y en reestructurar el potencial para el crecimiento económico. «Como consecuencia, la economía del país registró un desarrollo estable y creció a un ritmo moderado», añade.