Quantcast

Detenidos en China cuatro directivos de la farmacéutica GSK

La Policía ha detenido a cuatro directivos de la filial china de la compañía farmacéutica británica GlaxoSmithKline (GSK) sospechosos de haber llevado a cabo graves delitos económicos, ha informado hoy la agencia oficial Xinhua. Los arrestados son el vicepresidente y gerente de operaciones de GSK, Liang Hong; el director de recursos humanos, Zhang Guaowei; el director de asuntos jurídicos, Zhao Hongyan, y el alto cargo encargado del desarrollo del negocio, Huang Hong. Aunque Xinhua no detalla ni la fecha ni el lugar de las detenciones, el anuncio se ha producido Changsha (capital de la provincia de Hunan, centro sur del país), donde empezaron las investigaciones.

El Ministerio de Seguridad Pública afirmó la semana pasada que algunos directivos de la compañía -sin especificar quiénes ni cuántos- habían confesado «graves delitos económicos» tras ser interrogados por la policía. El organismo, en un comunicado, acusó a los responsables de la farmacéutica de ofrecer «grandes sobornos» a funcionarios del Gobierno chino, asociaciones y fundaciones médicas, hospitales y médicos «con el objetivo de ampliar el mercado de la compañía y subir los precios de sus medicinas».

En una entrevista con Xinhua, uno de los detenidos, el vicepresidente Liang Hong, que supervisa alrededor de 3.000 representantes del sector en toda China para negociar con hospitales y médicos, admitió que «había estado en contacto» con altos cargos del Gobierno chino.

Los investigadores también acusan a los altos cargos de llevar a cabo maniobras para evadir el pago de impuestos como el cobro ilegal mediante la emisión de facturas falsas. «Se cree que los delitos se han cometido durante un tiempo, con la participación de un gran número de personas y cantidades significativas de dinero», se indica en la nota.

«Favores sexuales»

La operación se basa en una investigación conjunta entre las fuerzas de seguridad de la municipalidad de Shanghái y las de las provincias de Hunan y Henan (centro del país). La mayoría de los sobornos, según la investigación, se dieron a través de agencias de viajes y la cantidad defraudada podría representar entre el 20 y el 30 por ciento de los precios de los fármacos. En este sentido, la policía también ha detenido e interrogado al representante institucional de una agencia de viajes por «estar involucrado en el caso».

Algunas de esas agencias de viajes, además, habrían ofrecido «favores sexuales» a los altos cargos de GSK en China para mantener los contactos comerciales con la farmacéutica, según fuentes de la investigación a Xinhua. La compañía tiene un centro de investigación y desarrollo en Shanghái y otros seis puntos de fabricación en el gigante asiático, en los que ha invertido más de 500 millones de dólares (384 millones de euros). En junio pasado, el diario 'Wall Street Journal' reveló que la multinacional británica, que cotiza en las bolsas de Londres y Nueva York, estaba haciendo una investigación interna al ser advertida por un informante anónimo de los sobornos en el país.

El personal de ventas de GSK, según esa acusación, podría haber estado sobornando a médicos en el país oriental para que recetasen medicamentos de la compañía, al menos entre 2004 y 2010, aunque la empresa aseguró -después de realizar una investigación interna- que no había encontrado ninguna prueba de sobornos o corrupción. El jefe de su centro de I+D de Shanghái, Zang Jiangwu, fue despedido poco después, según GSK, porque en un informe científico, firmado por él entre otras personas, había datos «distorsionados».