Quantcast

Un vitoriano de 19 años, herido muy grave en el tapón formado en la plaza

Si el sexto encierro de sanfermines se convertía en el más peligroso, con tres mozos corneados y uno de ellos de gravedad, el de hoy se ha convertido en angustioso y dramático. Un tapón humano creado a la entrada de la plaza de toros ha impedido la entrada de los Fuente Ymbro al coso, quedando mozos y manada atrapados juntos por unos minutos hasta que los astados fueron desviados por el callejón.

Un total de 23 personas han sido trasladadas al Complejo Hospitalario de Navarra (CNH) y al hospital Virgen del Camino. Cuatro de los traslados se han realizado desde el recorrido del encierro y los otros 19 han sido evacuados como consecuencia del tapón que se ha formado por la montonera de mozos que aguardaban en el callejón.

Según el último parte médico, un joven de 19 años y natural de Vitoria, que responde a las siglas J. M. R., se encuentra en estado muy grave por aplastamiento torácico con síndrome de asfixia aunque los médicos se encuentran «esperanzados» sobre su evolución.También sufre traumatismo torácico con asfixia un irlandés, cuyo pronóstico es reservado. Además, y aunque en un primer momento se ha informado de que no había habido cornadas, uno de los corredores ha resultado herido por un puntazo en la axila, aunque no reviste gravedad, y está siendo operado en estos momentos en la plaza de Toros, según informa Pablo Ojer, y otro ha sufrido una cornada en el glúteo en el tramo de Estafeta. Nueve de los heridos ya han sido dados de alta.

Un tapón histórico

El encierro, corrido en 4 minutos y 15 segundos, transcurría con gran rapidez y sin demasiadas incidencias hasta el momento en el que los toros han llegado a la plaza, donde un gran montón de corredores que se había originado poco antes les ha impedido el acceso y ha causado que muchos mozos fueran aprisionados y algunos quedaran inconscientes. Con los mozos disfrutando cerca de los bureles uno de estos ha resbalado y sus hermanos han saltado por encima de él para seguir el recorrido, un momento en el que metros adelante, a la entrada del coso taurino, ha comenzado a formarse un tapón debido a la caída de numerosos corredores y a que una de las puertas de acceso al anillo ha quedado inexplicablemente cerrada.

La limitación en el acceso, en un momento en el que multitud de mozos entraba poco antes de los toros, ha creado momentos de angustia ante la inminencia de la llegada de los Fuente Ymbro, que finalmente han llegado junto a los cabestros y han topado con el muro humano. Mientras, en el callejón el toro color melocotón permanecía tumbado en el suelo tratando de levantarse.

En este caos en el que los dobladores y algunos corredores desde la arena trataban de rescatar a los mozos del montón y los toros empujando aunque sin embestir, se han vivido momentos de pánico entre los corredores que saltaban por encima del montón tratando de escapar de los astados. Finalmente la situación se ha resuelto cuando se ha abierto el callejón de la plaza para obligar a la manada a entrar al coso por otra de las puertas y conducirla sin mayores incidencias hasta los chiqueros. Acabado el encierro se ha comenzado a disolver el montón y algunos mozos han sido trasladados hasta la enfermería de la plaza.

¿Cómo se ha producido el tapón?

El montón que ha provocado la tragedia se ha producido mucho antes de que llegaran los toros a la plaza.Todo ha comenzado cuando un grupo de policías forales que hacen de barrera en el recorrido se han retirado y han ido a refugiarse en la plaza. La barrera del coso permite el paso al interior y, al mismo tiempo, cierra el burladero para que los astados no se introduzcan.

Esta barrera se ha abierto ligeramente para permitir el paso de los agentes, pero era tal la cantidad de personas que entraban en el coso pamplonés al mismo tiempo que en vez de cerrar el paso al burladero detrás de los policías, la gente ha comenzado a empujar esa barrera, lo que ha provocado que esta girase y cerrase la entrada al propio coso taurino.

La puerta de la barrera que todavía permanecía abierta no permitía el paso de tantos corredores y éstos han quedado atrapados. Los mozos que venían por detrás, al encontrarse con esa barrera han intentado escalar entre la gente para atravesar el muro de personas y la puerta.