Quantcast

Las tablets se comen las ventas de PCs

Los ordenadores personales ?ya sean de sobremesa o portátiles? están de capa caída. Durante el segundo trimestre de 2013 se han vendido ?según datos provisionales de la consultora Gartner? 76 millones de computadoras, un 10,9 por ciento menos que un año antes. Y es una tendencia que se mantiene desde hace 15 meses. La mayor temporada a la baja registrada por este mercado.

Según los autores del análisis, esta caída está vinculada al ascenso de las tablets como dispositivo de consumo. «Estamos viendo que la reducción del mercado del PC está directamente vinculado a la reducción del su uso. Las tablets baratas desplazan a las máquinas de gama baja que se usan principalmente para consumo en los mercados maduros y desarrollados», aseguró Mikako Kitagawa, coordinadora del estudio.

«En los mercados emergentes las tablets baratas se han convertido en el primer dispositivo informático para mucha gente, que en el mejor de los casos está posponiendo la compra de un PC. Esto también sirve para explicar el colapso del mercado de los mini notebooks», afirmó Kitagawa.

Por dispositivos de consumo la consultora se refiere a ordenadores o tablets que se usan principalmente por motivos de ?ocio?. Navegar, usar el correo electrónico, ver películas y vídeos. El sector empresarial todavía necesita los PCs para realizar muchas tareas para las que las tablets no son tan eficaces.

De hecho, los principales proveedores de ordenadores para el sector profesional ?Lenovo, HP y Dell? registraron un descenso mucho menos acusado que otras marcas más centradas en el mercado doméstico. Del 0,6 la primera, el 4,8 la segunda y el 3,9 la tercera. «Nuestros resultados preliminares indican que esta caída reducida se debe a un crecimiento sólido en el mercado profesional», afirmó Kitagawa.

Por regiones, Estados Unidos apenas redujo su volumen si se compara el segundo trimestre de 2013 con el del año anterior. Sin embargo en el aglomerado de Europa, Oriente Medio y África, la caída fue del 16,8 por ciento. En Asia, por su parte, el descenso fue de alrededor del 11,5 por ciento.