Quantcast
viernes, 27 mayo 2022 9:10

Froome domina la manija

Al Tour le siguen quedando once etapas, todos los Alpes, y una contrarreloj, que más bien podría decirse que es una cronoescalada. Hay muchas dificultades por delante, lo más interesante de la prueba si se quiere. Todo eso es verdad. También lo es que Chris Froome mantiene una regularidad llamativa, al máximo nivel, que le ha servido para afianzar su maillot amarillo.

El viento que le pegó de frente en la parte final le perjudicó y le impidió ganar la etapa. Lo que no hizo es mermar las diferencias que saca en la general a todos los corredores que pueden tener alguna posibilidad de destronarle.

Este Tour tiene que cambiar de dinámica si hay algún corredor, algún equipo, que piensa de verdad que Froome pueda tener algún problema, buscando momentos de la carrera alejados de la montaña o de las contrarrelojs, es decir, abanicos, tensión, alguna emboscada.

Porque si algo ha demostrado el líder es que es el mejor escalador y el mejor contrarrelojista del Tour. Solo Tony Martin pudo con él, el campeón del mundo.

Con Valverde a 3:25; Mollema, a 3:37; Contador, a 3:54; Nairo Quintana, a 5:18; y Purito Rodríguez, a 6:45; una carrera convencional solo serviría para ponerle una alfombra a Froome hasta París, un Froome que domina la manija.

Lo que nos queda por ver con el Mont-Ventoux o Alpe D´Huez es si hay algún corredor capaz de atacar a Froome o algún equipo que se pueda plantear una estrategia parecida a la de los Pirineos.

Los Alpes son más dóciles para trabajar que los Pirineos, los puertos son más tendidos, más largos, y mover a Froome de donde está comienza a resultar un imposible. Hay que ver hasta dónde son capaces de llegar Valverde, Mollema, Contador, Kreuziger, Ten Dan, Nairo Quintana o Rui Costa. Movistar continúa manteniendo una posición de privilegio para desgastar al Sky. Lo que no pueden pretender el resto de equipos es que les hagan el trabajo para que luego sean otros los que saquen partido.

O el interés por el podio desata algún movimiento, o en los Alpes solo veremos a corredores y equipos que van a defender los que tienen, es decir Sky, Movistar y Saxo-Tinkoff, lo que dejaría la prueba sin emoción.