Quantcast

El principal partido salafista se retira del proceso político

El partido salafista Al Nur ha decidido retirarse de «todas las vías de negociaciones» con el Estado egipcio tras los enfrentamientos de hoy entre las fuerzas de seguridad y manifestantes frente a la sede de la Guardia Republicana en El Cairo.

Un portavoz de Al Nur, Nader Bakar, ha anunciado esta decisión en su cuenta de Twitter y ha explicado que la medida es su «primera reacción a la masacre de la Guardia Republicana». «No vamos a estar callados ante la masacre de la Guardia Republicana. Queríamos la detención de la sangre y ahora se derrama como los ríos», ha dicho el portavoz salafista.

El partido Al Nur, la principal formación salafista de Egipto, es el mayor grupo islamista que apoyó la decisión de las Fuerzas Armadas egipcias de deponer al presidente Mohamed Mursi, y su secretario general, Galal Morra, estuvo presente el pasado miércoles en el anuncio del derrocamiento del mandatario islamista. Sin embargo, hace dos días vetó el nombramiento del político liberal y premio nobel de la paz Mohamed El Baradei como primer ministro, porque consideró que «no se les había consultado».

Un tecnócrata se perfila como primer ministro

Ziad Bahaa Eldin, un tecnócrata que dirigió varias instituciones económicas egipcias, será «muy probablemente» nombrado primer ministro de Egipto, mientras que Mohamed El Baradei asumirá la vicepresidencia, anunció ayer el portavoz del presidente interino.

«Ziad Bahaa Eldin será muy probablemente nombrado primer ministro y Mohamed El Baradei, vicepresidente», indicó Ahmad al Muslimani, portavoz de la presidencia, en declaraciones a la cadena privada de televisión ONTV cuatro días después del golpe de Estado que derrocó al presidente islamista Mohamed Mursi, cuestionado por manifestaciones de una amplitud sin precedentes. El presidente interino, Adli Mansur, «se inclina a favor de los nombramientos de Bahaa Eldin y Baradei», añadió.