Quantcast
domingo, 29 mayo 2022 4:20

Noval estará cuatro semanas con hierros en el dedo

Benjamín Noval ha sido la primera baja que ha tenido el equipo Saxo-Tinkoff en este Tour de Francia. Al corredor asturiano, un veterano en la carrera al lado de Contador ahora, y antes al servicio de Armstrong, se le juntaron varios problemas en los Pirineos que le obligaron al abandono. En la contrarreloj por equipos se golpeó contra la cámara fotográfica de un aficionado que estaba muy inclinado hacia fuera en una valla.

Pasó un semana muy mala hasta que tuvo que abandonar el pasado domingo: «El Tour es una carrera en la que cualquier percance que tengas te pasa factura. Al problema que ya tenía en el dedo se unieron las alergias, el ritmo tan alto al que salió la etapa y además tampoco me encontraba muy bien».

Todas esas circunstancias le abocaron al abandono. Nada más llegar a Gijón visitó al doctor Antonio Maestro, jefe de los servicios médicos del Sporting de Gijón que le hizo un diagnóstico bastante más grave que el que le habían realizado en el Tour. «Tenía el ligamento del dedo índice de la mano izquierda roto por dos sitios y el metacarpiano totalmente aplastado».

Le operaron rápidamente y permanecerá parado más tiempo del que tenía previsto parado: «Tendré que estar cuatro semanas con unos hierros y una vendaje especial», decía el asturiano, lo que le dificultará para poder entrenar en condiciones. Hablando del equipo de Contador, de algo más agradable, uno de los patrocinadores de la formación, Oleg Tinkov, ha confirmado que será el primer sponsor de la formación la próxima temporada.

No esconde su ambición: «Quiero ser algo más que segundo patrocinador, por eso el equipo se llamará Tinkoff Bank-Saxo Bank. Estamos resolviendo algunos detalles, pero esa es la idea que tenemos». Tinkoff quiere convencer a Bjarne Rijs de fichar a varios corredores rusos en el nuevo proyecto.

El primero de ellos podría ser Iván Rovny (Flaminia), que ya estuvo en el RadioShack, y que se uniría a Evgueni Petrov. Lo que no parece que vaya a conseguir Tinkoff, en contra de lo que se ha publicado, es que Rijs le venda su licencia. El danés seguirá siendo el dueño del equipo, al menos hasta 2015, salvo que se le complique el asunto por dopaje que tiene abierto.