Quantcast

El Govern rectificará el fichero de adhesiones para evitar «suspicacias»

El conseller de Presidencia, Francesc Homs, ha confirmado hoy que se redactará de nuevo el proyecto del fichero de «adhesiones» a las políticas del Govern para cambiarlo «de arriba abajo» y, así, evitar las «suspicacias» levantadas por una supuesto vínculo con el debate soberanista. «Estoy bastante sorprendido de la polémica porque en el borrador no constaba que tuviera nada que ver con la consulta ni con el derecho a decidir», ha afirmado Homs en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del ejecutivo catalán al ser preguntado por la intención del Govern de crear un fichero de datos de carácter personal sobre «adhesiones a propuestas impulsadas por la Generalitat».

Homs ha defendido que se trata de un proyecto para «regularizar» los centenares de ficheros existentes en la Generalitat, como algunos que hicieron ejecutivos anteriores, como el del tripartito ante iniciativas como el Estatut. El portavoz del Govern ha admitido que optar por la palabra «adhesiones» no ha sido «lo más acertado», así que «para que no haya ninguna sombra de duda» se redactará de nuevo una nueva orden, aunque es la terminología que se ha utilizado en iniciativas similares en otras autonomías. Así, «todos los que han construido artículos apocalípticos…que estén tranquilos porque no tiene nada que ver con el derecho a decidir», ha garantizado Homs, que ha replicado a los críticos con esta iniciativa que Cataluña tiene «otros problemas».

En tono irónico, el portavoz ha entonado el lema «Keep calm» (Mantengamos la calma) ante la polémica por el fichero de adhesiones, muy criticado por los partidos de la oposición, que han hecho análisis, según Homs, que «descansan sólo sobre el prejuicio».

Según el edicto puesto a información pública hace unos días, el departamento de Presidencia está tramitando la elaboración de un proyecto para crear el «fichero 'Adhesiones a propuestas impulsadas por el Govern de la Generalitat'», que, según el texto inicial, «tiene por objeto crear el fichero de datos de carácter personal, gestionado en el ámbito del departamento de Presidencia, relativo a las adhesiones a propuestas impulsadas por el Govern de la Generalitat de personas físicas y jurídicas».

El Govern sostiene que ya cuenta con 101 ficheros de este tipo y enmarca la nueva iniciativa en los procesos de participación que fomentan las administraciones y que, según la ley de protección de datos, obliga a regularizar los ficheros personales.

El papel del PSC

Uno de los partidos críticos con este proyecto de registro de adhesiones ha sido al PSC, al que, por otra parte, Homs ha tendido de nuevo la mano para que se sume al Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, la plataforma de partidos, instituciones y entidades para organizar la consulta.

Para Homs, tras la Conferencia Territorial del PSOE en Granada en la que se aprobó el proyecto de reforma federal de la Constitución, el PSC «ya no tiene excusas» para sumarse al Pacto porque se supone, ha dicho el portavoz, que los socialistas catalanes también querrán someter a votación su propuesta. Asimismo, el conseller de Presidencia ha situado la reunión entre el presidente de la Generalitat y el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, para comentar el proyecto federal de los socialistas en «las próximas semanas», sin concretar si será antes o después de agosto.

Tras un Consell Executiu encabezado por la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, al estar el presidente Artur Mas de viaje oficial a Brasil, Homs ha también ha pedido a ERC que «no improvise cada día una propuesta nueva», en alusión a la idea del líder de los republicanos, Oriol Junqueras, de rebajar el tramo autonómico del IRPF. «Estamos dispuestos a hablar de lo que haga falta, pero los gobiernos no tienen esta flexibilidad para hacer cada día una cosa distinta (…) ni improvisar una medida cada dos por tres», ha subrayado Homs.