Quantcast
martes, 24 mayo 2022 5:41

El Athletic y Valverde arrancan ilusionados y sin descartar nuevos fichajes

«Para mí es una gran responsabilidad y no es una frase hecha. Así lo siento. Y también un punto más de ilusión porque es el sitio donde quieres estar», ha comentado Valverde, de Viandar de la Vera, criado en Vitoria, ex jugador del equipo bilbaíno y formado como técnico en la cantera de Lezama.

Valverde, que sustituye al argentino Marcelo Bielsa, ha delineado sus primeras intenciones ante la nueva temporada, tras admitir que ha encontrado a sus futbolistas «expectantes, algo nerviosos y un poco fundidos por el calor» en su primera toma de contacto.

También, ha adelantado que ya ha hablado con Isma López y Raúl Fernández para que salgan como cedidos y que aún quiere «esperar un poco» a ver si «es posible alguna nueva incorporación» antes de cerrar una plantilla con solo 21 ó 22 futbolistas.

En el caso de Isma, el único delantero zurdo de la plantilla, irá cedido aunque Valverde asume que le «falta un jugador zurdo de ataque».

Sobre otros casos concretos, no se ha mostrado especialmente preocupado por la poco brillante temporada anterior de Iker Muniain, señalando que «es una suerte» para el Athletic «poder contar con él» y que aún reflexiona sobre el papel en el campo de los delanteros.

«Me preocuparía más no tener a Muniain que tenerlo», ha zanjado Valverde sobre cualquier duda al respecto de la valía y la progresión del extremo internacional.

Valverde dijo que, en principio, ve a «(Aritz) Aduriz y (Kike) Sola compitiendo por un puesto» y a Gaizka Toquero más en otra posición, ya sea «en la banda derecha o de segundo delantero, donde lo ha hecho bien».

También considera compatibles en el once a Beñat Etxebarria y Ander Herrera, dijo que cuenta con Jon Aurtenetxe, Mikel Balenziaga y Enric Saborit para el lateral izquierdo y piensa para la banda izquierda de ataque en Muniain e Ibai Gómez.

Saboit, de todos modos, todavía podría ser uno de los que acabe siendo descartado para acortar el número de efectivos que, conocida la intención de ceder a Isma y Raúl, por el momento es de 26.

Sean quienes sean los jugadores que completen finalmente la plantilla, lo que quiere Valverde es «manejar el juego y llevar a la iniciativa». «Para, a través del juego, dominar al rival haciendo ocasiones de gol», ha añadido un Valverde no muy «preocupado» por el sistema de juego a utilizar.

En ese sentido ha adelantado que, independientemente al sistema, jugará «con tres jugadores por dentro (en el centro del campo)» para intentar dominar el juego.

Asimismo, cree que hay «que mejorar los números tanto de los goles recibidos como de los marcados» la temporada anterior en una Liga que, excepto Real Madrid y Barcelona, «se está descapitalizando» y «puede beneficiar a equipos estables como el Athletic».