Quantcast
martes, 17 mayo 2022 5:53

Mario Gómez busca relanzar su carrera en la Fiorentina

El atacante internacional alemán Mario Gómez, suplente de lujo del croata Mario Mandzukic en la temporada triunfal del Bayern de Múnich, busca relanzar su carrera en la Fiorentina, a un año del Mundial de Brasil 2014.

Los dirigentes de los dos clubes llegaron a «un principio de acuerdo» para el traspaso del jugador de 27 años, relegado a un papel secundario la pasada temporada, según palabras del director de comunicación del Bayern, Markus Horwick, en Riva del Garda, donde el vigente campeón de Europa realiza su pretemporada.

El futbolista dijo al sitio web del club alemán que fue «una decisión difícil», ya que se marcha «del mejor club del mundo». «Me gusta el fútbol y quiero jugar. Podría hacerlo en Florencia, donde el equipo hace un fútbol muy ofensivo», añadió el ariete. El goleador, que pasaría a cobrar un salario anual de unos cuatro millones de euros, debe firmar un contrato hasta 2017 «dentro de una o dos semanas», afirmó el responsable alemán.

Según el diario italiano 'Gazzetta dello Sport', el monto del traspaso alcanzaría los 15 millones de euros, y subiría a 20 millones con las bonificaciones. Mario Gómez se encuentra actualmente de pretemporada en el lago de Garda, en el norte de Italia, donde el mejor equipo de la pasada temporada, por su triple corona, realiza los trabajos físicos de preparación para el próximo ejercicio, en el que tendrá al catalán Pep Guardiola como jefe de orquesta.

'Súper Mario» tenía contrato con el Bayern Múnich hasta junio de 2016, tras llegar a la institución en 2009 desde el Stuttgart, equipo que recibió 35 millones de euros por los goles de su potente artillero. Ese fichaje fue récord para el Bayern, que nunca había pagado tanto por un jugador. Operado de un tobillo en agosto pasado, el futbolista con orígenes granadinos perdió el puesto de titular la pasada temporada en beneficio del internacional croata Mario Mandzukic. Pero ahora Italia le abre un nuevo horizonte. Gómez se cruzará con otro «Súper Mario», Balotelli, del Milán, en el marco de un fútbol italiano que hace tiempo no logra capturar la atención de las grandes estrellas mundiales, fuera de los jugadores de la 'squadra azzurra'.

El bombardero de la 'Mannschaft', a veces incluso suplente del peruano Claudio Pizarro, se quedó sin pólvora en Múnich, donde la explosión del croata Mandzukic lo relegó al banquillo, para convertirse en casi un espectador de lujo de los festejos de la triple corona (Copa-Bundesliga-'Champions'), más allá de lograr un doblete en la final de la Copa germana ante su ex club Stuttgart (3-2), en Berlín.

Para la 'Viola' de Vincenzo Montella, su contratación se trata de un gran golpe de efecto en el mercado, aunque también podría significar el anticipo de la pérdida de otra joya actual de la Fiorentina: el montenegrino Stevan Jovetic, pretendido por la Juventus de Turín y espiado desde España. 'Súper Mario' tendrá como compañeros en ataque al prometedor colombiano Juan Guillermo Cuadrado, y al serbio Adem Ljajic.