Quantcast

Bretón, alegato final: “Me parece increíble que 21 meses después no sepamos dónde están mis hijos”

José Bretón ha dicho en su último turno de palabra: “Soy completamente inocente de lo que se me quiere inculpar; es verdad
que no soy inteligente. Mis declaraciones han sido las mismas siempre.
La acusación no puede garantizar al cien por cien sus acusaciones. Me
parece increíble que hoy, 21 meses después, no sepamos donde están mis
hijos”.

José Bretón se ha mostrado nervioso en el cierre del juicio seguido por la desaparición de sus hijos y en el que la Fiscalía y la acusación piden 40 años de cárcel por el presunto asesinato de sus propios vástagos. Mañana se fijará el objeto del veredicto y comenzará la deliberación del jurado, con un máximo de 48 horas en una primera tanda deliberativa.

Por su parte, el abogado defensor, José María Sánchez de Puerta, ha dicho que “Bretón ha podido coayudar para que sus hijos no estén con su madre, pero de lo que estoy seguro es de que no es un asesino, y no mató a sus hijos”. Así de rotundo se ha mostrado Sánchez de Puerta, que ha basado su exposición final en el auto de hechos justiciables del presidente del tribunal, que consta de veintidós puntos, informa ABC.es.

“Hay muchas contradicciones en este juicio, muchas pruebas que se pueden cuestionar legalmente; que es infinitamente más doloroso que una persona inocente pueda cumplir una pena como la que puede caerle a Bretón”

El letrado ha cuestionado el valor de algunas pruebas periciales como el informe sobre la ubicación de la hoguera, el uso del móvil de José Bretón o las imágenes grabadas por las cámaras del entorno del Parque Cruz Conde. También ha acusado a la Policía de predeterminar el caso fijando su investigación en el hecho de que era Bretón el responsable de la desaparición de sus hijos.

Sánchez de Puerta ha mantenido que “los huesos que Josefina Lamas cogió de la hoguera no son los mismos que analizaron Etxeberria y el resto de peritos, porque no me cabe en la cabeza que una policía con esta experiencia no acierte ni en un solo hueso de los 142 que tuvo que analizar; esto es extrañísimo”.

Ha considerado que la cadena de custodia se ha roto. Este extremo lo ha basado en las declaraciones de la perito forense sobre la visión en un restaurante de los huesos por parte del antropólogo forense Francisco Etxeberria, fuera de la Comisaría; también a que la propia Lamas dijo que la hoguera se alteró en tres ocasiones por los agents antes de que ella llegara a la finca de Bretón y a la posible desaparición del hueso de la muestra número 8.

A renglón seguido ha arrojado dudas sobre la rectificación de Lamas. “Ella no quería rectificar”, ha señalado Sánchez de Puerta, quien ha recordado que no lo hizo delante de Etxeberria el 14 de agosto en la Comisaría de Canillas. El abogado ha negado que haya hablado con Josefina Lamas antes de su comparecencia en el juicio y ha acusado a Reposo Carrero de amenazar a la perito forense.

Ha recordado que Interior no ha despedido a esta perito pese a tratarse de una “falta grave”, sino que han archivado el expediente discipliario. Sánchez de Puerta ha acusado a la Policía de inducir a la perito forense a que asumiera el “error” y esperar a “que pase el tiempo” para que “las aguas volvieran a su cauce, incluso dándole un premio por el caso de Arkán”.

“Aquí no se ha podido demostrar cómo murieron estos niños, si es que murieron”, ha señalado el abogado defensor de Bretón, que ha reprochado las “elucubraciones” que se han vertido respecto a las causas de la muerte. “Tiene el mismo valor probatorio decir un golpe de calor que administrarle unas pastilas”, ha agregado. Del mismo modo se ha referido a si entraron vivos o muertos a ese fuego.