Quantcast

Los abogados de Bárcenas renuncian a la defensa del extesorero del PP

El despacho de abogados de Alfonso Trallero y Miguel Bajo han
renunciado a la defensa del extesorero del PP Luis Bárcenas al no estar
de acuerdo con su estrategia tras el ingreso en prisión el pasado 27 de
junio, según fuentes jurídicas. Tras más de cuatro años de
representación procesal los letrados consideran que ha llegado el
momento de poner fin a la representación procesal por “discrepancias
profesionales”.

Los abogados han presentado esta mañana el
escrito de renuncia en el juzgado central de instrucción número cinco de
la Audiencia Nacional, donde está imputado Bárcenas por el 'caso
Gürtel'. Poco antes habían acudido a la prisión de Soto del Real
(Madrid) para comunicárselo en persona al exsenador.

La renuncia
se ha producido sólo 12 días después de que el extesorero ingresara en
prisión incondicional sin fianza
en la causa que investiga su relación
con la trama 'Gürtel', liderada por Francisco Correa. Los abogados Bajo y
Trallero destacan, además, que “han perdido la confianza en su cliente”
y que su relación adolece de importantes “divergencias”.

El
abogado de Bárcenas Alfonso Trallero presentó la pasada semana recurso
contra su encarcelamiento, que debe ser revisado en los próximos días
por la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.
La renuncia también se hace efectiva al responsable del bufete, Bajo,
que representaba a la esposa de Bárcenas, Rosalía Iglesias.

El
hasta ahora abogado del extesorero del Partido Popular defendió la
inocencia de su cliente tras su entrada en prisión y se quejó de que
haya sido enviado a la cárcel por su patrimonio en dos bancos de
Ginebra. “Lo que no se puede decir es que porque uno tenga 25, 30 o 40
millones de euros en Suiza, esos 40 millones tienen un origen
delictivo”, ha dicho.

El diario El Mundo publicó ayer domingo un
artículo de su director en el que reflejaba una conversación mantenida
con Bárcenas. En ella, el extesorero aseguraba que “al menos los últimos
20 años el PP ha estado financiándose de forma ilegal”.

Agregaba
que el partido recibía donaciones en metálico de los constructores y
otros empresarios que obtenían adjudicaciones o contratos de las
administraciones a cambio de su dinero. Las cantidades se habrían
entregado en la sede del PP en efectivo y se empleaban para el pago de
sobresueldos a altos dirigentes de la formación, indicaba el periódico.