Quantcast

Vídeos en Internet muestran el armamento extranjero de los rebeldes sirios

WASHINGTON (Reuters) – Desde su casa en la ciudad inglesa de Leicester, el antiguo administrador empresarial Elliot Higgins rastrea diariamente cientos de vídeos en Internet sobre la guerra civil siria.

Su investigación, que comenzó después de ser despedido a finales del año pasado, le ha convertido en un experto autodidacta en armas de un conflicto muy poco accesible para extranjeros, en el que grupos rebeldes dispares, algunos vinculados con Al Qaeda, forman sus propias cadenas de abastecimiento.

«Estaba interesado y parecía que nadie más estaba haciéndolo», dijo el hombre de 34 años en una entrevista por teléfono.

En los últimos meses ha constatado que los rebeldes se han hecho con armamento más sofisticado de fabricación china, croata y de otros países, principalmente con el material antitanque y antiaéreo que buscaban desde hacía tiempo.

Expertos más tradicionales, muchos de los cuales leen el blog de Higgins, han llegado a la misma conclusión, aunque dicen que los suministros no son suficientemente numerosos para cambiar el curso del enfrentamiento entre los grupos opositores y el fuertemente armado Ejército del presidente Bashar el Asad.

«Lo que estamos viendo ahora no son armas que puedan haber sido arrebatadas de los arsenales del Gobierno o compradas dentro de la región», dijo Higgins, que bloguea bajo el pseudónimo «Brown Moses» («Moisés marrón»).

«Se deben de estar introduciendo en avión o enviadas a través de las fronteras con Jordania y Turquía».

Arabia Saudí y Catar, según opina la mayoría, son los principales compradores.

Los vídeos grabados por los rebeldes y colgados en YouTube u otras páginas son casi imposibles de verificar y contienen pocos signos de disparos a blancos auténticos, pese a que la guerra ha devastado pueblos y ciudades, matando a más de 100.000 personas y obligando a millones a huir.

Algunos parecen realizados deliberadamente para mostrar nuevo armamento, particularmente las últimas adquisiciones como el misil teledirigido chino HJ-8. Los combatientes se esconden tras montañas de escombros, árboles o edificios, cantando en voz baja lemas religiosos antes de disparar.

El HJ-8 es el arma antitanque más sofisticada en poder de los rebeldes, capaz de atravesar hasta el moderno «blindaje reactivo» – que puede repeler misiles más pequeños y antiguos-, aunque algunos han protestado porque no cumplen las expectativas.

El FN-6 MANPAD también parece haber ayudado a los rebeldes a elevar sus capacidades, con un vídeo que aparentemente muestra a uno de estos misiles de fabricación china derribando un helicóptero de combate construido en Rusia.

/Por Peter Apps/