Quantcast

BBVA indica que el incendio en su sede ha afectado solo al edificio central

BBVA ha indicado que el incendio que se produjo en la que será su nueva sede en el barrio madrileño de Las Tablas ha afectado únicamente al edificio central del complejo, una torre de oficinas, cuya construcción se ha paralizado hasta que se revisen y restauren los accesos y elementos de protección. Según ha indicado la entidad financiera en un comunicado, los análisis llevados a cabo por los técnicos han concluido que el resto de instalaciones no se han visto dañadas.

La empresa ha añadido que los técnicos siguen trabajando en el análisis de las causas del incendio y que la tesis «más probable» es que el fuego se produjo de forma fortuita debido a las altas temperaturas. El banco ha indicado que mantiene «en principio» el plan de traslados a las nuevas oficinas previsto a lo largo del mes de julio, que afecta a 200 empleados en la fase del complejo ya construida.

Posteriormente, se incorporarán entre los meses de septiembre y diciembre otros 1.800 trabajadores. Según han indicado fuentes de Emergencias Madrid, durante esta madrugada se ha mantenido un retén en el edificio para evitar que pudiesen reactivarse las llamas. Esta mañana, han agregado las mismas fuentes, un mando ha reconocido en la obra los efectos del incendio, extinguido a las 22.30 horas de ayer.

El fuego en el edificio se declaró poco antes de las 20.00 horas en una torre de la infraestructura superior del edificio principal de oficinas de la futura sede de la entidad por causas que por el momento se desconocen. Tras la extinción, varias dotaciones de bomberos reconocieron los daños y aseguraron las estructuras de andamiaje del edificio, al que se desplazó la alcaldesa de Madrid, Ana Botella para conocer de primera mano los detalles del siniestro y de los trabajos de extinción.

El fuego se inició en el encofrado de madera de la planta 14 del edificio, que está construyendo la empresa Acciona. En las labores de extinción participaron catorce dotaciones de bomberos del Ayuntamiento de Madrid, con un total de 60 efectivos, y tres coches de mando. Además, en los trabajos para apagar el fuego colaboraron varios camiones nodriza, con tanques de agua, de la Comunidad de Madrid; así como un equipo del Samur, que no tuvo que actuar porque no había nadie en el edificio trabajando.