Quantcast

Seúl y Pyongyang dialogan para reabrir Kaesong

Las delegaciones de Corea del Norte y Corea del Sur han iniciado este sábado los primeros contactos en la localidad neutral de Panmunjom para abordar el futuro del complejo industrial de Kaesong, el único proyecto que ambas Coreas mantenían en común hasta su cierre en abril con el inicio de la crisis nuclear entre ambos países.

Aquellas operaciones consideradas vitales para la reanudación de la actividad serán incluidas en la 'hoja de ruta' de las conversaciones y que hoy ambas delegaciones se encargarán de completar, según ha explicado el Ministerio de Unificación surcoreano.

Ayer, el Gobierno surcoreano se comprometió a adoptar una serie de medidas sugeridas por la comunidad internacional para garantizar que Corea del Norte no pueda bloquear en un futuro las operaciones del complejo industrial, que comparten ambos países, y que permanece cerrado desde el pasado mes de abril con el inicio de la crisis nuclear en la península de Corea. En el complejo operaban más de 120 empresas surcoreanas y trabajaban 53.000 empleados norcoreanos que recibieron orden de regresar a su país hace tres meses en represalia a una serie de ejercicios tácticos conjuntos de Corea del Sur y Estados Unidos iniciados hace tres meses.

Corea del Norte desea reabrir el complejo lo antes posible pero el Sur es partidario de esperar un poco para terminar de redactar «una serie de acuerdos constructivos» que garanticen la inviolabilidad de las operaciones de Kaesong en el caso de una nueva crisis. «El Gobierno ha subrayado en numerosas ocasiones que Kaesong tiene que convertirse en una zona acorde con los estándares internacionales donde predomine el sentido común», ha declarado el portavoz del Ministerio de Unificación, Kim Hyung Suk, a la agencia oficial de noticias surcoreana Yonhap.

Los expertos coinciden en que el progreso en las negociaciones sobre Kaesong repercutirá positivamente en las relaciones generales entre ambos países. «Cualquier progreso en las relaciones interfronterizas podría mejorar las condiciones para la reanudación de las conversaciones internacionales sobre el programa nuclear de Corea del Norte», ha explicado el director del centro de estudios estratégicos internacionales Sejong, Hong Hyun Ik.