Quantcast
viernes, 27 mayo 2022 5:14

Murray alimenta el sueño británico

El británico Andy Murray se enfrentará al serbio Novak Djokovic el domingo en la final de Wimbledon después de superar las semifinales ante el polaco Jerzy Janowicz. El escocés tuvo que emplearse a fondo para vencer a Janowicz, un gigante polaco (2,03 metros) que se convirtió el primer jugador de su país que disputaba unas semifinales de Grand Slam. Finalmente le derrotó en cuatro mangas por 6-7 (2/7), 6-4, 6-4 y 6-3. Con la central volcada con su ídolo, Murray soportó la presión que sufre cada vez que salta a la pista sabiendo que todos esperan que se convierta en el primer británico que gana Wimbledon desde Fred Perry en 1936.

Avalado por su potentísimo servicio, de hasta 220 kilómetros por hora el primero, y de 190 km/h el segundo, Janowicz, el número 24 del mundo, puso en problemas a Murray, ganando el primer set en el tie-break. Finalmente Murray encontró su ritmo y ganó tres mangas de forma consecutiva para llevarse la victoria y el derecho a disputar su séptima final de Grand Slam. «Estoy muy contento, fue un partido muy duro, muy diferente de los otros. Él es talentoso, imprevisible y tiene un gran servicio. No podía encontrar mi ritmo… Él estaba muy relajado para jugar una semifinal de Wimbledon», declaró Murray.

El domingo, de nuevo en la pista central, en el que se ha convertido en el último clásico del circuito ATP, Djokovic buscará su séptimo torneo del Grand Slam, mientras que Murray jugará por su segundo pero sobre todo luchará contra la historia, por poner fin a una maldición que ya dura 77 años.

Artículo anteriorSnowden solicita asilo a otros seis países
Artículo siguienteEL BRÓCOLI