Quantcast

Floribeth Mora, la mujer costarricense que sanó Juan Pablo II en su segundo milagro

La iglesia católica de Costa Rica presenta de esta manera de forma oficial a esta mujer cuya curación mediante un milagro reconocido ahora a Juan Pablo II llevará a la santidad al Papa.

Mora ha explicado cómo se sanó de su enfermedad y sus sentimientos hacia Dios y Juan Pablo II. La mujer dijo que nunca perdió la fe y que el 1 de mayo de 2011 siguió por televisión la beatificación de Juan Pablo II a pesar de los medicamentos, que la hacían dormir por muchas horas.

«Al siguiente día cuando me desperté y vi una revista en conmemoración de la beatificación, y escuché una voz que me dijo: 'levántate, no tengas miedo'«, contó entre lágrimas esta vecina de la comunidad de Tres Ríos, provincia de Cartago, unos 10 kilómetros al este de San José.

«Luego de escuchar la voz no quería contarlo, porque pensaba que me iban a tratar de loca», ha relatado. Floribeth Mora ha proseguido: «Busqué a Dios cuando estaba enferma. Ahora que estoy bien, sigo con Dios porque si me suelto de la mano del Señor, me pierdo».

En una muestra de humildad, «no soy yo la importante aquí, es el Señor Dios y estos médicos». Según ha explicado, «yo les cuento una historia maravillosa y es un honor contarla, pero es mayor el honor hablarles del Señor. Sólo Dios sabe qué planes tiene para mí». «Siento que Dios se manifestó en mí en varios momentos», ha señalado. Y ha agregado: «El que no quiere creer en el Señor, que no crea. Y el que sí quiera creer, que crea«.

«Hay muchos milagros -ha comentado-, pero sólo Dios sabe por qué escogieron el mío».