Quantcast
domingo, 22 mayo 2022 2:35

Isco: «No hay cosa más grande que estar en el Madrid»

Francisco Román Alarcón, más conocido como Isco, fue presentado este miércoles en el Bernabéu como nuevo futbolista del Real Madrid para las próximas cinco temporadas, tras rechazar al Manchester City que dirigirá Manuel Pellegrini, el técnico que le ha tenido a sus órdenes en el Málaga. «Para un jugador no hay cosa más grande que estar en el Madrid. Es lo máximo», aseguró el primer gran fichaje del nuevo proyecto de Florentino Pérez, que lucirá el '23' a su espalda. «Estoy donde quiero estar, en el club más grande del mundo, y espero estar a la altura. Elegí venir aquí antes que fichar por otros equipos», reconoció el mediapunta malagueño de 21 años, que ha costado al club blanco 27 millones de euros, más incentivos.

Isco ha maravillado ya al mundo por su espléndida técnica y visión de juego, proclamándose recientemente campeón de Europa sub-21 con la selección española. «Espero ganar muchos títulos y hacer disfrutar a la gente con mi fútbol», declaró quien el pasado año fue galardonado con el 'Golden Boy' como mejor futbolista joven de Europa. «Mi objetivo es hacer cosas grandes aquí», confirmó.

«Quiero agradecer a la gente que ha venido a mi presentación», señaló Isco ante más de 7.000 aficionados se acercaron al Bernabéu para aclamar al que esperan sea su nuevo ídolo. Le pidieron a gritos que besara el escudo del Real Madrid hasta en cuatro ocasiones, pero la joven promesa hizo oídos sordos. «Acabo de llegar y es tanta la admiración y el respeto que lo haré dentro del campo, ganándome las cosas», prometió. Su hermano -al que confundieron y vitorearon en un primer momento los seguidores presentes en el coliseo madridista-, no dudó en coger la camiseta para marcar sus labios en el emblema blanco. La grada perdonó el desplante de Isco y no arremetió contra el futbolista, a quien ven como su nueva estrella.

El ansia de la aficiónde ver a un español liderando el Real Madrid está por encima de todo. Incluso de la posible simpatía que puede sentir el malagueño por el Barcelona. «He sido del Málaga de toda la vida, pero ahora estoy en el Madrid y soy el más madridista que hay y voy a darlo todo por esta camiseta. Me voy a dejar la piel en cada partido y nadie va a poner en duda mi compromiso con el Real Madrid», proclamó Isco, que no disipó dudas sobre su posible admiración al club culé y reconoció que su mascota se llama Messi. «Es anecdótico. Antes tenía otro perro que se llamaba Figo», dijo entre risas.

Isco tendrá una dura competencia en su nueva casa. Özil, Modric y Kaká serán tres duros obstáculos para lograr triunfar con la camiseta blanca en el puesto de mediapunta, aunque también puede jugar en otras posiciones. «Para hacer un gran equipo hace falta competencia. Ganarse un sitio en el mejor club del mundo es complicado, pero si no lo creyera no estaría aquí», confirmó. «Tenía muy claro que quería estar aquí. Es verdad que dudé un poco porque Pellegrini me quería, pero este tren no se podía dejar escapar. Era imposible decir no al Real Madrid», añadió.

Trampolín para el Mundial

La flamante incorporación madridista es consciente de que si tiene continuidad en el equipo de Carlo Ancelotti, Vicente del Bosque le llamará para que sea uno de los seleccionados de la absoluta, para la que ya ha sido convocado. «Venir aquí es una oportunidad para mí para estar en el Mundial de Brasil», declaró el campeón de Europa sub-21, que también fue designado el mejor jugador del torneo disputado el pasado mes en Israel. Durante la Eurocopa, el malagueño compartió habitación con otro madridista, Álvaro Morata. «Me habló muy bien del club, pero no me tuvo que convencer. Tenía claro que quería estar aquí», insistió.

Florentino Pérez, aclamado por los aficionados al grito de «¡Presidente! ¡Presidente!», se mostró encantado de poder presentar a su nueva estrella. «Con 21 años ya ha conquistado a muchos aficionados», aseguró con dificultades para escucharle por el clamor de la grada, que le pedía el fichaje del galés Gareth Bale. «Isco tiene esas cualidades indispensables para seducir al madridismo», añadió el máximo mandatario antes de entregarle la camiseta a Isco, con el número que llevó Beckham. «Creemos en ti, en tu clase y en tu talento», le dijo Florentino.