Quantcast

Olvido Hormigos y su bronca en Sálvame tras su juerga con Abel, de 'Mujeres y Hombres y Viceversa'

Olvido Hormigos vive ahora a caballo entre Los Yébenes y Madrid, donde desde que saltó a la primera plana de la crónica rosa tras su vídeo sexual, le sale trabajo. Bolos. Muchos de ellos por la noche, en presentaciones y discotecas donde la ex concejala para entregarse sin remilgos.

Esta semana fue portada de la revista '¡Qué me dices!' por sus cenas con un chico con el que se muestra muy cariñosa. Pero ha sido además la comidilla de su propio programa, 'Sálvame', por otra reciente aventura nocturna: su baile subidito de tono con Abel, de 'Mujeres y Hombres y Viceversa'.

El resto de los compañeros de 'Sálvame' le 'hicieron el traje' a la colaboradora que, a juzgar por su entrada por teléfono, no se lo tomó demasiado bien. Olvido Hormigos recriminó a sus compañeros entre acusaciones veladas. “Todos tenéis un pasado…”, le amenazaba. Mila Ximénez le sugirió que su marido, que es carpintero, podía ahcerse unos cuernos a medida. “¿te importa no hablar de mi marido o me pongo yo a hablar de tu familia”.

La discusión terminó en gran bronca, como solo se dan en 'Sálvame'. Y Milá Ximénez tachó a Olvido Hormigos de “muerta de hambre” que según ella “tiene que hacer lo que diga su representante para salir en las portadas”. Por cierto que Hormigos comparte representante con Belén Esteban. ¿Una nueva 'princesa del pueblo'?

LOS PADRES DE OLVIDO, FUERA DE SÍ

Lejos de dar carpetazo al asunto, Sálvame necesita temas que comentar en estas jornadas pre-estivales.  Se han desplazado a Los Yébenes y han hablado con los padres de la ex concejala que lidian como pueden con la nueva carrera de su hija en el mundo del corazón. “Muy mal, qué me va a parecer, toda la noche por ahí…”, comentaba el padre de Hormigos al programa mientras la madre, a los gritos, le pedía por detrás por favor que no le echase toda la culpa a ella.

La presión resulta tan elevada que los padres ya han adelantado al programa que pedirán a su hija que lo deje. ¿Les hará caso?