Quantcast

Una experta nadadora de apenas 16 meses

Tiene apenas 16 meses pero se recorre el ancho de una piscina en apenas un suspiro y con una habilidad extraña para tan corta edad. Nada buceando pero se mueve como pez en el agua, donde parece estar especialmente cómoda y feliz. El bebé llega incluso a saltar y, cuando necesita tomar aire, se gira sobre su espalda para, a continuación, continuar su carrera por la piscina de su casa boca abajo.

Elizabeth, que así se llama la pequeña, ha heredado esta pasión por la natación, puesto que su madre fue durante seis años socorrista y ha querido que su hija reciba clases especializadas desde que nació. Si sigue así, no cabe duda de que podría convertirse en nadadora profesional.