Quantcast

El Ejército egipcio amenaza con intervenir ante la grave crisis política

Las Fuerzas Armadas de Egipto han dado un ultimátum de 48 horas a las fuerzas políticas para que asuman su responsabilidad y cumplan las demandas del pueblo, tras las masivas protestas que piden la renuncia del presidente, Mohamed Mursi. En un comunicado difundido por la televisión estatal, el Ejército ha señalado que anunciará una hoja de ruta para el futuro y supervisará su aplicación “si no se realizan las reivindicaciones del pueblo en ese plazo”.

Por otro lado, ya son cinco los ministros egipcios que han presentado su dimisión al jefe de Gobierno, Hisham Qandil, tras la grave situación política y social que atraviesa el país. Desde primera hora de la tarde se ha sabido que al menos cuatro ministros habían presentado su dimisión. Eran los ministros egipcios de Turismo, Asuntos Parlamentarios, Telecomunicaciones y Medio Ambiente. Las fuentes no han dado los motivos, pero la agencia estatal de noticias, MENA, informó poco antes que cinco ministros del Gabinete estaban planteándose su dimisión en solidaridad con los manifestantes contrarios al presidente Mohamed Mursi.

Los cuatro dimisionarios son los ministros de Turismo, Hisham Zaazou; y Tecnología de las Comunicaciones y la Información, Atef Helmi; y los ministros de Estado sobre Asuntos Legales y Parlamentarios, Hatem Bagato; y sobre Asuntos Medioambientales, Jaled Abdel-Aal.

NUEVO ASALTO A LA SEDE DE LOS HERMANOS MUSULMANES

Al menos nueve personas han muerto en un nuevo el asalto a la sede de los Hermano Musulmanes en El Cairo. El balance oficial desde que comenzaran las protestas se eleva así a 18 muertos. 

En declaraciones a la agencia oficial Mena, un portavoz de la cofradía ha acusado a los agresores de haber hecho explotar al menos dos bombonas de gas en la entrada del edificio y de haber disparado contra la sede, lo que causó heridos. Además, ha señalado que el ataque se produjo “en ausencia total de los cuerpos de seguridad”.