Quantcast

Mark Carney se pone al frente del Banco de Inglaterra

Mark Carney, hasta ahora gobernador del Banco de Canadá, será a partir de este lunes y durante los próximos cinco años el nuevo gobernador del Banco de Inglaterra en sustitución de Mervyn King, que ha permanecido una década al frente de la institución.

Carney se hace cargo de la institución en un momento en el que los miembros del Comité de Política Monetaria de la institución se encuentran divididos sobre la necesidad de aumentar o no el plan de estímulos de 375.000 millones de libras (438.069 millones de euros) de la entidad. En concreto, en la última reunión, Paul Fisher y David Miles, además del propio Mervyn King, votaron por segundo mes consecutivo a favor de incrementar en 25.000 millones de libras (29.205 millones de euros) el importe del plan de recompra de activos del BoE.

El nombramiento de un canadiense como nuevo máximo responsable de la política monetaria británica fue toda una sorpresa en Londres cuando fue anunciado el pasado mes de noviembre por el ministro de Finanzas de Reino Unido, George Osborne, en una intervención en el Parlamento británico.

Carney nació en Fort Smith (Canadá), pero está casado con la economista británica Diana Fox Carney, con quien ha tenido cuatro hijas. De hecho, cuando anunció su nombramiento, Osborne informó de que Carney tenía la intención de solicitar la nacionalidad británica.

Mark J. Carney , de 47 años y licenciado en Harvard, ocupaba el puesto de gobernador de Canadá desde el 1 de febrero de 2008. Con anterioridad a su actividad en el sector público, desarrolló una carrera de trece años en Goldman Sachs, entidad para la que trabajó en sus oficinas de Londres, Tokio, Nueva York y Toronto. Por su parte, Mervyn King fue nombrado gobernador del Banco de Inglaterra en el año 2003 tras desempeñar varios puestos de responsabilidad en la entidad, y ha ocupado el cargo durante dos mandatos consecutivos, el segundo de los cuales finaliza este domingo.

Cambios en los subgobernadores

Durante su primera etapa en el banco Carney estará acompañado por Richard Bean, que renovará su mandato como subgobernador un año más para ayudar a llevar a cabo la transición entre Carney y King y supervisar la puesta en marcha de las nuevas responsabilidades de la institución. Por el contrario, Paul Tucker, el subgobernador de Estabilidad Financiera, ya ha anunciado su intención de abandonar la institución previsiblemente el próximo otoño después de más de 30 años en la misma y casi cinco como subgobernador.

Mark Carney recibirá un salario anual de 480.000 libras (560.731 euros), lo que supone un incremento del 54,7% en comparación con las 306.000 libras (357.466 euros) que ganaba su predecesor. Sin embargo, el ahorro que supone para el Banco no incluirlo en el sistema de pensiones que tenía la institución hasta ahora para el gobernador y los subgobernadores es superior al 100% de su salario. A cambio de no contar con un plan de pensiones como sus predecesores, Carney recibirá en efectivo el equivalente al 30% de su salario, lo que con su sueldo actual equivaldría a 144.000 libras (168.219 euros).

En total, Carney recibirá al año 874.000 libras (1,02 millones de euros), ya que a su sueldo y al complemento por no tener plan de pensiones hay que añadir 250.000 libras (292.026 euros) anuales que el organismo le había ofrecido antes de su nombramiento en concepto de ayuda por alojamiento, y que tendrá un impuesto del 45%.