Quantcast

Perea: "Estoy jodido, por ese penalti perdimos tres puntos importantísimos"

Majadahonda (Madrid), 24 nov (EFE).- El colombiano Luis Amaranto Perea, defensa del Atlético de Madrid, aseguró hoy que está "jodido" por el penalti que cometió en el último minuto ante el Numancia (1-1) y dijo que jugar a puerta cerrada, como el próximo miércoles ante el PSV Eindhoven, es el "peor castigo" para un futbolista.

"Es muy difícil (la acción del penalti) porque, precisamente en ese intento de apartarme de la jugada para no tocarlo, el árbitro interpreta que hay un empujón. No sé. Creo que el mal ya está hecho y lo que está claro es que estoy jodido porque por esa jugada perdimos tres puntos importantísimos", admitió en rueda de prensa.

Fue el sexto penalti en contra del Atlético esta campaña, cinco en Liga y uno en Europa. "No soy yo quien tiene que hablar bien o mal de los árbitros. Más que pensar en los fallos o en los aciertos de ellos, hay que pensar en que nosotros no podemos dar ventajas. No atribuyo los penaltis a nadie más que a nosotros mismos", declaró.

Esa pena máxima significó el definitivo empate del Numancia. "Salimos como si hubiéramos perdido el partido, porque después del esfuerzo que habíamos hecho que se te vaya el partido en la ultima jugada obviamente te vas muy molesto a casa", reconoció.

El 1-1 frenó la reacción del Atlético en su persecución de las cuatro primeras posiciones de la clasificación. "La idea era sumar dos o tres victorias seguidas y pudimos haber sentenciado el partido, no lo hicimos, después sufrimos y al final te vas a casa con sabor a derrota", explicó.

Para él, "en ningún momento" su equipo pensó en echarse hacia atrás con el 0-1: "Lo ideal era seguir manteniendo las líneas lo más arriba posible, lo que pasa es que ellos estaban colgando la pelota desde todos los sectores del campo, metiendo pelotazos largos, estábamos sufriendo y nos vimos obligados a retroceder un poco".

"Después perdimos la pelota, no fuimos capaces de dar dos o tres pases para salir de la presión y ellos con mucha voluntad y con mucha entereza lograron rescatar un punto", continuó el defensa, que advirtió para el futuro de que "no hay que pensar en que va a haber más fallos como éste, sino en que hay que salir a remontar".

"Cada vez el margen de error es menor y ante eso creo que tenemos que sacar lo que sacamos cuando estamos en situaciones difíciles, porque hemos demostrado que cuando la cosa no va bien hemos salido de ahí. Es un momento para no dramatizar, pero sí para saber que cada fecha quedan menos puntos", añadió.

Ahora espera el PSV Eindhoven el próximo miércoles en la Liga de Campeones, una competición en la que el Atlético ha mostrado su mejor nivel este curso en contraste con la Liga. "En cada partido hay que demostrar que queremos y podemos estar ahí. La 'Champions' es algo especial para todos y quizá la motivación puede ser mejor, pero de pensarlo así estamos cometiendo un grave error", dijo.

Ese encuentro será a puerta cerrada en el Vicente Calderón. "Ya me tocó (jugar sin público) y te puedo decir que la sensación del jugador es el peor castigo que puede recibir. Yo prefiero tener todo el estadio en contra, pero que la gente esté ahí en el campo, porque es lo que te hace vibrar y sentirte futbolista", valoró.

"Pero nosotros tenemos que dejar a un lado esto", añadió el defensa, que consideró que el Atlético tiene la "obligación de salir a ganar" el partido del PSV Eindhoven aunque sea a puerta cerrada. "Va a ser muy raro, pero tenemos que pensar que hay que ganar para asegurar la clasificación", concluyó. EFE

id/nam