Quantcast

CE propone acelerar creación de empleos adaptados para mayores de 65 años

Bruselas, 24 nov (EFE).- El comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Vladimir Spilda, ha propuesto hoy "acelerar" la creación de fórmulas de trabajo "adaptadas a los mayores de 65 años", con vistas a prolongar la edad activa ante las actuales perspectivas demográficas.

"El envejecimiento de la población ya no es una hipótesis lejana, sino una realidad", afirmó el comisario, que apuntó que la población europea mayor de 65 años crecerá anualmente en dos millones de personas durante los próximos 25 años, según datos de Eurostat, la oficina estadística comunitaria.

Esta tendencia demográfica, unida a la crisis económica, "exige acelerar la preparación de todos los Estados miembros para aportar soluciones concretas", advirtió Spidla en la inauguración de un foro sobre demografía que se celebra hoy y mañana en Bruselas.

El Ejecutivo comunitario propone "aprovechar más el potencial laboral" de los mayores de 65 años introduciendo "cambios en los modos de vida y en la organización del trabajo".

En particular, el comisario europeo sugirió el desarrollo de "puestos de trabajo adaptados" para las personas de esta franja de edad, "que consuman menos energía y requieran una mayor experiencia y cualificación", precisó.

Actualmente, la tasa de empleo de los ciudadanos comunitarios de entre 55 y 64 años está por debajo del objetivo del 50% fijado por la UE para 2010.

Spidla también propuso la adaptación de la formación laboral para los trabajadores mayores, la extensión "progresiva" de las jornadas a tiempo parcial, y el fomento de las tareas voluntarias en el contexto familiar -como el cuidado de niños- y en el social, como las actividades religiosas, sindicales o de caridad.

Según una encuesta comunitaria presentada en el foro, tres de cada cuatro europeos están dispuestos a trabajar como voluntarios tras su jubilación, lo que supone "un potencial enorme que todavía no se ha desarrollado", afirmó Spidla.

Además de mantenerse activos, los ciudadanos mayores de 65 años constituirán "un grupo muy interesante para las empresas, por su elevado poder adquisitivo", señaló el embajador francés Gilles de Robien, quien intervino en el foro en representación de la presidencia de turno de la Unión.

No obstante, para hacer frente a estos "desafíos demográficos", los Estados deberán aumentar las prestaciones sociales por un valor del 4,5 por ciento de su PIB desde la actualidad hasta 2050, señaló De Gilles.

Las medidas propuestas por la CE para afrontar los cambios poblacionales serán debatidas en la próxima cumbre de primavera de la Unión Europea, según anunció el comisario europeo. EFE

ahg/epn/ig