Quantcast

Madrazo insta al entorno de la víctima a denunciar para "no ser cómplice"

Bilbao, 24 nov (EFE).- El consejero vasco de Asuntos Sociales, Javier Madrazo, ha instado hoy a las personas del entorno de las mujeres víctimas de la violencia machista a que denuncien estas situaciones y ha afirmado que "si miran para otro lado, se convierten en cómplices" de los malos tratos.

Madrazo ha presentado hoy en conferencia de prensa el balance correspondiente a 2008 del Servicio Vasco de Atención Telefónica a Mujeres Víctimas de Maltrato y/o Agresión Sexual (900 840 111), que está a disposición, según ha dicho, tanto de las víctimas como de "sus familiares, amigos, vecinos o compañeros de trabajo".

En ese mismo acto ha informado de que "desde hace unas semanas", las personas que llaman al 016 -número puesto en marcha por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, y que ofrece el mismo servicio- son desviadas de forma automática al recurso de Euskadi.

Respecto al balance del funcionamiento de este servicio, que ha definido como una "puerta abierta" y confidencial en la que se informa, asesora y se apoya emocionalmente, el consejero ha indicado que desde que inició su andadura en 2006 se ha producido un incremento de llamadas del cien por cien.

En dicho año se registraron 100 llamadas al mes; en 2007 se llegó a 153 llamadas y de enero a noviembre de 2008 se han recibido más de doscientas al mes.

En total se han recibido más de cinco mil llamadas en estos tres años, lo que, en la práctica, ha supuesto "dar cobijo, consejo y atención a 2.500 mujeres", según Madrazo.

Más del 93 por ciento de las llamadas las realizan mujeres y en un 77 por ciento de los casos se trata de la propia víctima, mientras que en un 17 por ciento es un allegado de la mujer el que llama, y en un 6 por ciento son servicios profesionales que trabajan en este ámbito.

En el 83 por ciento de los casos, el agresor es o ha sido marido o pareja sentimental de la víctima y en más de la mitad de los casos estas mujeres tienen a hijos menores de edad a su cargo.

Según ha destacado Madrazo, en 2008 se ha registrado un incremento de once puntos respecto al año anterior en el número de usuarias menores de 39 años, principalmente en el tramo de edad de entre 20 y 29 años, pese a que la violencia machista se da en todas las franjas de edad.

La interpretación de este dato apunta a que las mujeres más jóvenes están "más concienciadas" con el maltrato e intentan poner remedio cuanto antes, una circunstancia considerada positiva por el consejero, que ha resaltado la necesidad de "acercar" el servicio telefónico a las mujeres mayores.

Según ha explicado, este colectivo ha interiorizado la violencia machista como "algo normal", por lo que ha anunciado una próxima campaña de divulgación del servicio telefónico dirigida a mayores de 60 años bajo el lema "Nunca es tarde".

En cuanto a la nacionalidad de las mujeres que hacen uso de este servicio, la mayoría (77 por ciento) son vascas, aunque en 2008 se ha incrementado en siete puntos las llamadas de extranjeras, principalmente procedentes de América Latina y África.

Las mitad de estas llamadas se efectúan por la mañana y en días laborales, y en los diez primeros meses del presente ejercicio ha sido necesario desviar dieciocho casos a los servicios de urgencia. EFE

if