Quantcast

Protestas y saqueos en ciudades de Colombia por la estafa de las "pirámides"

Bogotá, 23 nov (EFE).- Los pobladores de varios municipios del centro y sur de Colombia protagonizaron hoy choques con la Policía y saquearon comercios por la intervención que el Gobierno realizó en las firmas que hacían captaciones ilegales de dinero, conocidas como "pirámides".

La secretaria de gobierno del departamento de Tolima, Martha Lucía Padilla", dijo a la emisora RCN que fue decretado el toque de queda en la población de Honda, después de registrarse brotes de violencia, que se saldaron con cinco policías heridos, saqueos a comercios y otros actos de vandalismo.

Padilla dijo que la situación es similar en la vecina localidad de Mariquita y advirtió de que no se puede permitir que "esto avance, porque se puede convertir en un problema grave de orden público".

Además, cuatro policías y otras seis personas fueron retenidos por habitantes de Orito (sur), a los que los acusaron de ayudar al dueño de una de las "pirámides" a sacar dinero de una de las sedes de una firma de captación ilegal de fondos.

Las conocidas como "pirámides" captaban dinero de particulares, a quienes se ofrece tasas de interés extraordinarias a cambio de que los depositantes "recluten" a más personas para engrosar el negocio y con los fondos de los nuevos clientes se pagan los beneficios de los más antiguos.

En la ciudad de Mocoa, en la región fronteriza con Ecuador y Perú, los manifestantes pidieron la libertad del responsable visible del grupo DMG, David Murcia Guzmán, acusado de enriquecimiento ilícito, entre otros delitos.

Según cálculos divulgados por algunos medios de comunicación, unos dos millones de colombianos pudieron haber sido estafados por las "pirámides" y el grupo DMG, que basaba su actividad en la comercialización de bienes y servicios mediante tarjetas de "prepago".

Los habitantes del poblado de Puerto Asís, que fue uno de los principales municipios cocaleros de Colombia, reiteraron que volverán a las "siembras masivas" de hoja de coca.

Cientos de labriegos de esa región selvática de Colombia entregaron sus ahorros a las "pirámides" que les prometían duplicar su dinero en poco tiempo y pagarles altos intereses.

Los labriegos aseguraron que con la intervención de DMG, la única forma de supervivencia que les queda ahora es la coca, porque la región "quedó en la ruina". EFE

fer/cr