Quantcast

Calderón apuesta por comercio hacia Asia Pacífico y reducir dependencia EEUU

Lima, 23 nov (EFE).- El presidente de México, Felipe Calderón, apostó hoy por la región de Asia y el Pacífico para reducir la dependencia que su país aún tiene en sus intercambios comerciales, pues el 81 por ciento lo son con el vecino del norte.

En una rueda de prensa al término de su participación en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), Calderón alabó los resultados económicos de esta región, las que más crecimiento han registrado en los últimos años, sobre todo en la parte asiática, y en menor medida en Latinoamérica".

Por ello, "vamos a centrar nuestro esfuerzo en las economías del Asia-Pacífico, pues consideramos que la cuenca del Pacífico registrará la mayor cota de crecimiento en estos años difíciles para la economía mundial", prometió.

Según él, la dependencia comercial de su país con Estados Unidos ha bajado de un 89 por cien del total del intercambio comercial a un 81 por ciento, "tras implementar medidas de diversificación de inversiones".

Esas medidas -prosiguió- han permitido que por primera vez la mayor parte de la inversión directa extranjera no provenga de Estados Unidos.

La relación con EE.UU. ocupó buena parte de su intervención, y particularmente los planes que podría tener el presidente electo Barack Obama.

Por un lado, Calderón celebró el hecho de que Obama haya dado prioridad a la creación y preservación de empleo, "algo crucial", dado que en Estados Unidos se han perdido un millón de puestos de trabajo en un año (mientras que en México se han creado 300.000).

Políticas así "ayudarán a evitar el impacto social de la crisis", dijo.

Pero, por otro lado, volvió a hacerse eco de los supuestos planes de Obama de renegociar el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (NAFTA, siglas en inglés) y consideró que una revisión para reducir los intercambios comerciales sería perjudicial para las economías de México y EE.UU, socios de Canadá en esa iniciativa.

"El NAFTA ha beneficiado ampliamente tanto a Canadá como a México y EE.UU.; todos los estudios sin excepción señalan que los sectores vinculados al NAFTA han generado inversión y también empleo a ambos lados de la frontera (entre México y EE.UU.)", dijo.

"Si se cerraran las oportunidades de comercio y trabajo un efecto no deseable para nadie sería el incremento de la emigración", recordó, y puso como ejemplo que el estado mexicano de Michoacán dejó de ser el mayor emisor de emigración a EE.UU. tras firmarse el NAFTA gracias al "boom" de las exportaciones de aguacate.

Para el presidente mexicano, gracias a este tratado sus tres países firmantes han acelerado sus niveles de competitividad, y afirmó que esa ha sido una de las bases sobre las que se asentó uno de los periodos (1994-2001) de mayor crecimiento dentro de Estados Unidos.

Con referencia a la cumbre de APEC, Calderón dijo que su país ha tenido "una presencia activa y propositiva", y citó entre sus propuestas las tendentes a "reducir la brecha existente entre los países con distinto nivel de desarrollo", así como su defensa de "un comercio más libre pero más justo".

También subrayó su propuesta de lo que llamó un "fondo verde", que definió como un instrumento para financiar y establecer estímulos económicos a los que demuestren una reducción de emisiones de carbono, para combatir así el cambio climático.

El presidente de México se ha reunido, de forma paralela a la cumbre, con el presidente de Perú, Alan García; la de Filipinas, Gloria Macapagal; el de Vietnam, Nguyen Minh Triet, y los primeros ministros de Japón, Taro Aso, y de Australia, Kevin Rudd.

Calderón, que antes de la cumbre de APEC visitó Chile, viajará hoy desde Lima a Buenos Aires para realizar una visita oficial a Argentina. EFE

fjo/ar

(con fotografía y vídeo)