Quantcast

Bush concluyó el que previsiblemente será su último viaje como presidente

Macarena Vidal

Lima, 23 nov (EFE).- El presidente de EE.UU., George W Bush, concluyó hoy en Lima el que a todas luces ha sido su último viaje al extranjero como mandatario, una participación en la cumbre de la APEC que ha tenido un toque decididamente nostálgico en ocasiones.

Bush partió hoy a las 13.45 horas locales (18.45 GMT) tras participar en la ceremonia de clausura de la cumbre de este foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) y la foto de familia, en la que los 21 líderes posaron ataviados con un típico poncho peruano, en este caso de color marrón claro.

El mandatario había comenzado la jornada con una reunión con su colega peruano, Alan García, el anfitrión de la cumbre, en la que ninguno de los dos hizo declaraciones a la prensa pero se mostraron visiblemente relajados y sonrientes al estrecharse la mano ante los fotógrafos.

La Casa Blanca había anticipado que los dos mandatarios iban a hablar acerca del tratado de libre comercio suscrito entre los dos países, y que entrará en vigor al finalizar el año, así como de la situación en América Latina.

El presidente estadounidense, que entregará el poder el próximo 20 de enero al ganador de las elecciones del 4 de noviembre, Barack Obama, concluye su despedida de América Latina con algunos logros modestos.

Bush obtuvo el respaldo de los 21 países miembros de la APEC al libre comercio y a las propuestas del Grupo de los Veinte, las principales economías del mundo, para encarar la crisis financiera, el objetivo principal que se había fijado para esta cumbre.

Una hoja informativa emitida por la Casa Blanca al término de la cumbre destaca también como logro la promesa de los líderes de alcanzar un acuerdo este año sobre vías que permitan "una conclusión ambiciosa y equilibrada" a la ronda de Doha de negociaciones comerciales internacionales.

El presidente estadounidense también logró el respaldo de los países participantes en las conversaciones para la desnuclearización de Corea del Norte a una nueva ronda de reuniones, aunque aún no se ha fijado una fecha para ello.

En esas negociaciones participan Rusia, Estados Unidos, China, Japón y las dos Coreas.

Salvo que haya un viaje a Irak o Afganistán, que la Casa Blanca no anuncia por razones de seguridad, ésta ha sido la última salida al exterior de Bush como presidente estadounidense.

El propio mandatario ha aludido a la circunstancia en varias ocasiones durante esta breve visita, de apenas 48 horas, que a diferencia de viajes presidenciales anteriores no ha tenido etapas en otros países de la región.

En un discurso ante empresarios de países de la APEC el sábado, Bush echó la vista atrás en su mandato para recordar "la bandera (de EE.UU.) ondeando en cada coche de bomberos en Montreal, en Canadá. Recuerdo los niños orando en silencio frente a nuestra embajada en Seúl" tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

"Los lazos de unión que sentimos entonces permanecen hoy, y seguirán siempre", destacó el presidente, que en un tono más bromista aludió ese mismo día, durante su reunión con el primer ministro canadiense, Stephen Harper, a su "jubilación forzosa".

Durante su encuentro con el presidente chino, Hu Jintao, Bush también admitió sentirse un poco "nostálgico", según afirmó la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino.

La Casa Blanca niega que el viaje concluido hoy tuviera carácter de despedida.

"Esta es una reunión seria, no es una despedida", había asegurado el asesor de la Casa Blanca para asuntos económicos internacionales, Dan Price, antes del viaje. "Que esté de salida, los bajos porcentajes de aprobación… eso no tiene nada que ver" con la cumbre, sostuvo.

Pero Bush reanudará mañana mismo las tareas de decir adiós. Este lunes tiene previsto reunirse en la Casa Blanca con otro mandatario saliente, el primer ministro israelí, Ehud Olmert.

Bush se había comprometido a tratar de lograr un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos antes de que concluyera el año, una meta que la Casa Blanca ya ha admitido que es improbable que se alcance. EFE

mv/ar

(con fotografías)