Quantcast

El Arrate sufre lo indecible para pasar a la siguiente ronda

Eibar (Guipúzcoa), 23 nov (EFE).- El Arrate logró el pase a los octavos de final de la Copa EHF con más apuros de los esperados, tras el 28-31 alcanzado en Serbia, ya que durante muchos minutos vio perdida la eliminatoria y sólo al final consiguió su propósito a pesar de perder 21-24 gracias a haber marcado más goles como visitante que su rival balcánico.

Desde el 0-1, obra de Jovanovic, el equipo de Vladimir Dragicevic asumió el mando del marcador y comenzó a adquirir rentas que en el minuto 12 ya le colocaban por delante en el cómputo global (4-8).

El buen quehacer en ataque de la primera línea y el pivote serbio contrastaba con la ineficacia ofensiva de los guipuzcoanos, sin capacidad de lanzamiento exterior durante todo el choque -Jurkiewicz anotó 2 goles y Kobin no se estrenó- y frenado en última instancia por un sensacional Vasic, autor de 13 paradas llegado el descanso.

Para entonces, el Kolubara se imponía con claridad (10-15), aunque su ventaja había alcanzado hasta los 7 tantos, cuando en el minuto 16 Sudzum aprovechaba uno de los muchos contragolpes efectuados.

Dalibor Cutura marcaba por partida doble nada más reanudarse el choque (12-15), pero la reacción de los de Eibar no tuvo continuidad, ya que reaparecieron los errores colectivos y el Kolubara reabrió la brecha, entre cuatro y cinco goles.

Julián Ruiz lo llegó a ver perdido y recurrió entonces a la casta de jugadores como Ivo Díaz o el extremo Arrieta, al que reconvertió en central, y de su mano, junto a las intervenciones decisivas bajo los palos de un inspiradísimo Vucinic, quien disputó los sesenta minutos, se salvó la complicada situación.

En el minuto 54 el resultado era de 18-22, pero un parcial de 3-0, a través de Cutura, Ivo Díaz y Arrieta, colocó el 21-22 que se antojaba determinante, con apenas dos minutos por delante.

Pero el sufrimiento albiazul no terminó ahí, porque los dos Mitrovic del Kolubara marcaron, y a siete segundos del final el Arrate perdió un balón que podía dejarle fuera de la Copa EHF.

Arrieta se ganó la descalificación para evitar el contragolpe foráneo y, con tres segundos por delante, un sudor frío recorrió a toda la grada cuando Lalic, desmarcado, recibió un pase que, afortunadamente para los guipuzcoanos, no pudo recepcionar.

Así se llegó al final del partido y se desató la euforia entre el plantel eibarrés, que en su primera participación europea salió airoso, a pesar de las dificultades.

FICHA TÉCNICA

– 21 – Arrate: (10 y 11) Vucinic, Jurkiewicz (2, 1 p.), Vargas, Beljanski (2), Berrios (2), Salaberria, Kobin -equipo inicial-, Malumbres, Arrieta (5), Ivo Díaz (4), Stefanovic, Arroyo (1), Serrano y Dalibor Cutura (5, 1 p.)

– 24 – Kolubara Lazarevac: (15 y 9) Vasic, Jovanovic (6), Lomic (3), Nenadic (2), Sudzum (2, 1 p.), Milos Mitrovic (3, 1 p.), Slavoljub Mitrovic (5) -equipo inicial-, Hodik, Radisic, Lalic, Nikolic, Zubic (2), Becirovic (1) y Radovanovic.

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS: 2-2, 4-5, 4-9, 5-11, 7-13, 10-15 (descanso); 12-16, 13-18, 14-19, 16-21, 18-22 y 21-24.

ÁRBITROS: Buy y Pichon, de Francia. Mostraron tarjeta roja descalificante a Arrieta en el minuto 59 y excluyeron a Jurkiewicz, Beljanski, así como a los visitantes Jovanovic, Lomic, Nenadic, Milos Mitrovic y Slavoljub Mitrovic (2).

INCIDENCIAS: Partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa EHF celebrado en el polideportivo Ipurúa de Eibar (Guipúzcoa) ante 2.000 espectadores. El Arrate se clasificó para la siguiente ronda gracias a haber marcado más goles como visitante, tras el 28-31 del partido de ida. EFE

jr