Quantcast

España se acostumbra a ganar sin "estrella"

José Anselmo Moreno

Valladolid, 23 nov (EFE).- España ganó hoy otra gran final, la de la Copa Davis en Mar del Plata (Argentina), de nuevo sin su máxima estrella, Rafael Nadal, tal y como sucedió en la final de la Eurocopa de fútbol de Austria y Suiza, en la que faltó el máximo goleador de la competición, el delantero del Valencia David Villa.

Otro ejemplo fue la final del Mundial de Baloncesto de Japón 2006, en el que España ganó la medalla de oro doblegando a Grecia en la final (70-47) sin la aportación del mejor jugador de "la Roja", el actual pívot de Los Ángeles Lakers Pau Gasol, quien se lesionó en las semifinales.

A pesar de no jugar la final, Gasol fue declarado el mejor jugador (MVP) del Mundial de Japón y el asturiano Villa mantuvo su condición de máximo goleador de la última Eurocopa.

En los tres casos fueron sendas lesiones las que apartaron a las estrellas españolas del momento decisivo, pese a lo cual España se alzó con los títulos en lo que forma parte de una extraordinaria racha ganadora del deporte español.

Sucedió algo similar en el Tour de Francia de 2008, donde Carlos Sastre levantó los brazos vestido de amarillo en París después de que la organización no permitiera la participación del corredor del Astaná Alberto Contador, el ciclista español más completo en la actualidad.

La excepción llegó este año en el Mundial de fútbol sala de Río de Janeiro, donde uno de los mejores jugadores de la selección nacional, el ala hispano-brasileño del Inter Movistar Daniel Ibañes, no jugó una final que la selección española acabó perdiendo en los penaltis.

Es la salvedad a una secuencia de éxitos notable, ya que entre estas hazañas deportivas recientes hay que resaltar al piloto de Fórmula Uno Fernando Alonso, dos veces campeón del mundo, al igual que el piloto de motociclismo Jorge Lorenzo.

Además, tres ciclistas españoles distintos (Oscar Pereiro, Alberto Contador y Carlos Sastre) han ganado los tres últimos Tours de Francia y Contador, también el último Giro.

En deportes de equipo, no hay que olvidar a la selección de balonmano, campeona del mundo en 2005, o a la de voleibol masculino, campeona en el pasado Europeo de Rusia. EFE

jam/ism