Quantcast

Las imprecisiones en los ataques suponen un reparto de puntos

Madrid, 23 nov (EFE).- Rayo y Alicante empataron sin goles en un encuentro en el que los visitantes sacaron un mediocampo muy fuerte que impidió a los locales desarrollar el juego del que gustan, a lo que se añadió la cantidad de fallos, imprecisiones y falta de acierto de cara al gol por parte de ambos conjuntos.

Hoy, el Rayo no fue el que suele. El Alicante salió con la intención de no entregar los puntos fácilmente. Necesita sumar y estaba en la casa de una de las sorpresas de la Liga, pese a ser un recién ascendido, como ellos. Ante esto, sacó una malla en la medular, difícil de traspasar con un Ismael bregando por todas las posiciones y con un marcaje al hombre a Diemé, el recuperador de balones del Rayo.

Ante este planteamiento la solución que encontró el cuadro franjirrojo fue el de balón en largo y pases por lo alto, una táctica no del todo apropiada para un equipo en el quienes la mueven Michel y Enguix no son excesivamente altos.

El juego en la primera parte fue feo, y hasta que el Rayo no se decidió a utilizar su juego habitual, rápido y directo con el balón raso, no llegaron sus mejores minutos, aunque sería al final de la primera parte. Pese a todo, las únicas ocasiones de gol fueron locales.

La segunda parte comenzó con un intento del Rayo de realizar su juego, pero dejaba huecos y estos eran aprovechados por la delantera rival para llevar algo de peligro. Pero según pasaron los minutos se volvió a las imprecisiones de la primera parte, por ambos conjuntos, muchos balones colocados a la delantera que se iban por el fondo.

Ni siquiera las sustituciones cambiaron en algo el devenir del partido, aunque se podría destacar el arrojo de Pedro, que debutaba hoy con los levantinos.

Pero a falta de goles, dos que fueron anulados, uno por equipo. El primero a Aganzo por recibir en posición incorrecta de Piti, de media vaselina, y el segundo de Peragón, el ex rayista muy activo.

Y según se acercaba el reloj al minuto 90 el Alicante se iba convenciendo de la validez del punto a domicilio. Pérdidas de tiempo y faltas tácticas para detener el encuentro, aunque desde el banquillo sólo se hizo un cambio.

Al final reparto de puntos en un encuentro dominado por un juego poco vistoso de los dos equipos sumidos en imprecisiones y que no supieron conectar con sus delanteras. Y para colmo, las ocasiones de gol, que las hubo para ambos fueron falladas con estrépito.

Ficha Técnica:

0 – Rayo Vallecano: Cobeño; Carlos, Amaya, Salva, Llorens; Albiol (Manolo, min. 78), Enguix, Diame, Michel (Collantes, min. 61); Pachón (Piti, min. 53) y Aganzo.

0 – Alicante: Unanua; Blanco, Castell, Ricardo Cavas, Rubiales; Ismael, Azkoitia, Torrecilla, Catalá, Fracisco y Peragón.

Árbitro: Gareazábal Gómez (colegio vasco). Amonestó a Albiol, Llorens, Aganzo y Enguix por parte del conjunto local y a Torrecilla, Peragón y Pedro por parte del equipo visitante.

Incidencias: decimotercera jornada de Liga de la Segunda División Liga Adelante disputado en el estadio Teresa Rivero de Madrid ante unos doce mil espectadores. Se regó el césped minutos antes del comienzo del encuentro. EFE

cog/og