Quantcast

La cúpula militar israelí aboga por prepararse para atacar Irán

Jerusalén, 23 nov (EFE).- La cúpula militar de Israel propone al Gobierno del país que prepare "con discreción planes de contingencia para afrontar un Irán nuclear", que considera la mayor "amenaza a su supervivencia".

La recomendación figura en un documento -cuyo contenido difunde hoy el diario "Haaretz"- que el Ejército entregará el próximo mes al Consejo de Ministros como parte del análisis de la situación para 2009 que anualmente difunde el Consejo Nacional de Seguridad.

La cúpula militar advierte de que Israel tendrá que afrontar "casi sola" las distintas amenazas a su supervivencia si se da un acercamiento entre Washington, Teherán y el mundo árabe tras la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca.

Estos riesgos son Irán, en primer lugar, y los misiles de largo alcance que poseen otros países de la región, en segundo.

"Es imprescindible movilizar a la comunidad internacional y obtener cooperación regional. La nueva administración estadounidense (de Barack Obama) es una oportunidad para ello", sugiere el documento.

El texto señala el riesgo de que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) se derrumbe en 2009 y, en consecuencia, la solución de dos Estados para dos pueblos, base del actual diálogo de paz lanzado en noviembre de 2007 en la Conferencia de Annapolis (EEUU).

Por ello, Israel deberá "impedir" la celebración de elecciones presidenciales palestinas en enero de 2009, "incluso al coste de una confrontación" con su gran aliado, Estados Unidos, y con la comunidad internacional, agrega.

El presidente palestino y líder de Al-Fatah, Mahmud Abás, rechazar convocar esta consulta en esa fecha para hacerla así coincidir con los comicios legislativos, en 2010.

El movimiento islamista Hamás se opone a este cambio y el próximo enero dejará de considerar a Abás como legítimo presidente palestino.

La cúpula militar israelí sugiere "derribar" el Gobierno de facto de Hamás en Gaza si se "colapsa la tregua y vuelve el conflicto" a la franja.

Por el contrario, aboga por avanzar en el diálogo con Siria, "pese al alto precio que Israel tendría que pagar" para sellar la paz con su vecino.

Este "alto precio" sería la devolución a Damasco de los Altos del Golán, conquistados por Israel en la Guerra de los Seis Días de 1967.

A cambio, la paz con Siria generaría un acuerdo con Líbano, lo que debilitaría el eje Irán-Siria-Hizbulá-Hamás.

Por último, el Ejército anima al Gobierno a aumentar sus lazos con Arabia Saudí y Jordania, entre otros. EFE

ap/tcr