Quantcast

Seminario internacional comienza con llamamiento a unidad y a reforma sistema

(actualiza con nuevas declaraciones)

La Romana (R. Dominicana), 22 nov (EFE).- La necesidad de que todos los países se unan ante la crisis financiera internacional y la de reformar el sistema financiero fueron los principales mensajes con los que se abrió el seminario internacional sobre la actual situación económica que se celebra hoy y mañana en La Romana (este del país).

El presidente dominicano, Leonel Fernández, inició las sesiones de trabajo con un mensaje a favor de que se escuchen "las propuestas del sur" para lograr "un sistema más integrador, más proclive a la justicia social".

Recordó que el actual "problema financiero global no es de la exclusiva competencia del G-20", a pesar de que este grupo represente el 90 por ciento de la economía mundial, sino de un "G-192" que reúna a todos los países que forman parte de Naciones Unidas.

Además de Fernández, anfitrión de estas jornadas, el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y la primera Ministra de Haití, Michéle Pierre-Louis, participan en el seminario regional, titulado "El emergente orden financiero global".

La secretaria general de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, destacó la necesidad de que el sistema financiero internacional sea sometido a una reforma que, dijo, "no la puede resolver el G-20" en solitario.

Tras destacar el coste social de la crisis financiera actual y el impacto que está causando en los inmigrantes por el descenso de las remesas, Bárcena abogó por la adopción de medidas para afrontar la recesión que no creen una sobre-regulación ni favorezcan el excesivo proteccionismo en los mercados.

Los expertos abogaron porque las reformas del sistema financiero protejan a las economías en desarrollo.

El estadounidense George Soros, uno de los intervinientes, dijo que "el sistema financiero tiene que proteger a los países de la periferia de una tormenta financiera que se originó en el centro".

Soros explicó que "los países de la periferia" (del sistema) entraron en crisis porque el dinero de esas naciones "se había llevado al centro, donde estaba más seguro" y cuando "el sistema financiero sufrió un paro cardiaco" se desataron los problemas en otros países, como Brasil, Hungría, naciones de Europa Oriental cuya moneda no es el euro y algunos países de Asia.

El premio Nobel de Economía 2001 y profesor de la Universidad de Columbia Joseph Stiglitz se mostró partidario de "repensar el sistema financiero global, cambiando la gobernanza para que sea más equitativo, para que funcione mejor para todas las personas en los países desarrollados y en las naciones en desarrollo".

"Esta es una crisis tan severa que es muy difícil no cuestionar los aspectos básicos de las ciencias económicas, así que hay que repensar la filosofía económica en todos los países del mundo", consideró.

El responsable del Fondo Monetario Internacional (FMI) para el hemisferio occidental, Nicolás Eyzaguirre, estimó que duplicar los 200.000 millones de dólares (158.705 millones de euros) de fondos disponibles de este organismo ayudaría "a evitar que la crisis se expanda a los países emergentes".

El ejecutivo del FMI, quien se mostró partidario de la coordinación de políticas financieras, monetarias y fiscales ante la crisis, señaló que al FMI "le corresponde evitar que esto (la recesión) se extienda hacia las economías emergentes" y, por eso, se ha planteado la posibilidad de conceder fondos por importe de hasta cinco veces la cuota de los países que lo integran.

En el seminario intervino también el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, quien subrayó que "toda crisis es una oportunidad extraordinaria para revisar y encontrar respuestas a los problemas".

Para el presidente de Honduras se puede enviar "un mensaje positivo al pueblo dominicano y a los pueblos de Centroamérica" sobre la existencia de posibilidades de resolver los problemas actuales.

El Gobierno dominicano espera que de este encuentro surjan las directrices "sobre lo que debería ser una nueva arquitectura financiera global", por lo que los asistentes plantearán "las sugerencias de la región para armar ese nuevo orden financiero", según el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo dominicano, Temístocles Montás. EFE

jsm/jsg