Quantcast

Correa teme que acreedores "se ensañen" con Ecuador por auditoría de la deuda

Quito, 22 nov (EFE).- El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, expresó hoy su temor a que los acreedores internacionales se ensañen con el país, por el informe oficial de auditoría de la deuda exterior, que advierte de ilegalidades en ciertos pasivos.

Correa, un economista de profesión, dijo que ese informe, elaborado por una comisión formada por su Gobierno, establece que ciertos tramos de la deuda no deberían ser pagados por ser ilegítimos.

El informe fue dado a conocer el pasado jueves en un hecho "inédito en la historia ecuatoriana" y de América Latina, señaló el mandatario en su programa por radio y televisión de los sábados.

Añadió que su Gobierno ha establecido contactos con abogados internacionales para analizar las consecuencias de la denuncia, pues aseguró que no llevará a su país a dar "un salto al vacío".

"Debemos ser sensatos en esto pero, obviamente, buscaremos todos los mecanismos para repudiar una deuda que es absolutamente ilegítima y corrupta, porque ha habido corrupción al granel", enfatizó Correa.

"Hay que ver los pro, los contra y las consecuencias que conlleva esto; es posible que los acreedores se ensañen con el país, pero buscaremos no pagar esta deuda ilegítima", remarcó el jefe del Estado.

"Hay están las pruebas, son contundentes, son incuestionables", sobre la ilegitimidad de ciertos pasivos, añadió, tras indicar, como ejemplo, que hay deuda que estuvo a punto de prescribir y que autoridades ecuatorianas en el pasado la rescataron para que el país siga pagando esos créditos.

Es hora, dijo Correa, "que en el país y en el mundo se inaugure la justicia. Ya basta de tanto saqueo, de tanta injusticia, de tanto latrocinio".

Ésta es la "primera vez que un gobierno hace una auditoría a la deuda pública", con expertos nacionales y extranjeros de "intachable" ética, concluyó el mandatario ecuatoriano.

fa/tg