Quantcast

Al menos 10 muertos y varios desaparecidos a causa de la erupción del Huila

Fernando Muñoz

Bogotá, 22 nov (EFE).- Los organismos de socorro de Colombia recuperaron hoy los cuerpos de 10 indígenas muertos a causa de la erupción del volcán Nevado del Huila y en las últimas horas intentan alcanzar zonas escarpadas de la cumbre, donde varias personas están atrapadas y, al parecer, otras diez desaparecidas.

El ministro del Interior y Justicia, Fabio Valencia, dijo a periodistas que, según los primeros informes sobre los daños de la erupción, ocurrida la noche del pasado jueves, y los deslizamientos de tierras que produjo, se sabe solamente de estas diez víctimas mortales.

"Lamentablemente tenemos un reporte de diez personas muertas, y como no hemos podido llegar a algunos sitios, no hemos podido establecer si hay otras situaciones dolorosas", dijo.

Valencia explicó que el fenómeno afectó principalmente los resguardos indígenas que se ubican entre los municipios de Inzá y Belalcázar, en el suroeste de Colombia.

Pero en Belalcázar un barrio de 22 casas con su iglesia, colegio y cementerio, fue arrasado por una avalancha de tierra y lodo.

Las autoridades no han podido llegar con los socorros a las zonas más altas del volcán porque el mal tiempo ha impedido volar a los helicópteros y las carreteras quedaron intransitables por las fuertes avalanchas que se produjeron en el momento de la erupción.

En las últimas horas, a medida que los cuerpos de socorro avanzan a pie montaña arriba las cifras de víctimas, heridos y desaparecidos aumentan.

Marco Tulio Toconó, gobernador indígena del resguardo de Tálaga, el más cercano al cráter, reportó la muerte de cuatro personas y la desaparición de dos niños de su comunidad tras las avalanchas del río Paéz, al cual cayó parte de la capa glacial de la cima del volcán.

"La situación es bastante grave porque prácticamente quedamos en una isla" atrapados, dijo el líder aborigen a Caracol Radio.

Entretanto, el gobernador del vecino resguardo Huila, Jair Cuspián, informó de la desaparición de ocho personas, pero no se ha podido llegar a la zona por la destrucción de las vías y el mal tiempo.

El coordinador de la Cruz Roja Colombiana en el vecino municipio de Inzá, Orlando Marulanda, subrayó que han llegado informaciones por parte de indígenas de la zona de que hay varias víctimas en la parte alta de Belalcázar, pero no se ha podido llegar.

"La situación es realmente incierta, existe la información de que hay unas víctimas y hemos tratado de establecer con los organismos de socorro de Paéz y no hay información concreta porque ellos no han podido ingresar a la zona por mal tiempo", añadió.

Además, la autoridades civiles del área señalaron que unas 150 personas están atrapadas en la parte alta del cañón de un río y tampoco han podido ser evacuadas.

Entre tanto, el Instituto Colombiano de Minería y Geología (Ingeominas) redujo el nivel de alerta sobre el volcán del máximo al medio, porque "actualmente presenta bajos niveles de actividad, que hacen presumir que ha entrado en una etapa de estabilidad sísmica".

Las primeras ayudas a la población afectada comenzaron a llegar en la tarde del sábado a los sitios donde se ubicaron los indígenas de las cabeceras municipales que pudieron evacuar y se refugiaron en albergues.

La erupción del Nevado del Huila, la noche del jueves, formó un cráter de aproximadamente 400 metros de diámetro en uno de los picos de esa cumbre del suroeste colombiano.

Ese volcán, el pico más alto de la cordillera Central andina de Colombia, esta ubicado en una región limítrofe entre los departamentos del Huila, Tolima y Cauca, y cuenta con una extensión de 158.000 hectáreas.

En marzo de 2007 y luego de 500 años de inactividad, el volcán comenzó a registrar niveles altos de actividad y tuvo una primera erupción el pasado 17 de abril.EFE

fer/vv

(con fotografías)