Quantcast

Casa Blanca afirma habrá ronda conversaciones a seis bandas en diciembre

Macarena Vidal

Lima, 22 nov (EFE).- La Casa Blanca aseguró hoy que habrá una nueva ronda de las conversaciones a seis bandas sobre la desnuclearización de Corea del Norte a principios de diciembre en Pekín.

El presidente de EE.UU., George W. Bush, se reunió hoy con dos de los participantes en esas negociaciones, el primer ministro japonés, Taro Aso, y el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, al margen de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), que se celebra en la capital peruana.

Bush se reunió por separado con ambos mandatarios y también en una breve sesión trilateral antes de comenzar las sesiones de la APEC.

Según explicó la portavoz Dana Perino en declaraciones a la prensa tras esas reuniones, se ha llegado a un acuerdo entre los países para una nueva ronda de las conversaciones a seis bandas a principios de diciembre, pero la fecha concreta la anunciará China, que será el anfitrión.

El objetivo, según Perino, será intentar llegar a un acuerdo sobre el proceso para verificar la declaración norcoreana sobre sus instalaciones y materiales nucleares y sobre el desmantelamiento de su programa atómico.

"Lo han decidido y China lo anunciará. Hay una sensación de que esta reunión va a tener lugar", declaró la portavoz de la Casa Blanca.

Por su parte, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Gordon Johndroe, aseguró que los líderes que participan en las negociaciones están unidos para tratar de convencer a Corea del Norte de que se deshaga de su programa nuclear.

En las conversaciones a seis bandas para persuadir a Pyongyang de que renuncie a su programa nuclear a cambio de incentivos políticos y económicos, un proceso comenzado en 2003 pero que ha avanzado muy lentamente, participan las dos Coreas, China, EE.UU., Rusia y Japón.

El presidente estadounidense se reunirá hoy también con su colega ruso, Dmitri Medvédev, y el viernes lo hizo con el jefe de Estado chino, Hu Jintao.

Bush quiere marcharse de la cumbre con una fecha firme para reanudar las conversaciones a seis bandas en Pekín y dejar el proceso encauzado para su sucesor en la Casa Blanca a partir del 20 de enero, el demócrata Barack Obama.

El accidentado proceso de negociaciones con Pyongyang pareció retomar el camino después de que Corea del Norte aceptara en octubre cancelar los pasos que había dado para reactivar las actividades nucleares en su reactor de Yongbyon.

Como medida recíproca, EE.UU. anunció la retirada de Corea del Norte de su lista "negra" de países patrocinadores del terrorismo, lo que permite el levantamiento de algunas sanciones económicas contra el régimen de Pyongyang.

Sin embargo, el proceso volvió a encontrar un escollo en la resistencia de Corea del Norte a permitir el pleno acceso de los inspectores internacionales a sus instalaciones nucleares.

Antes del comienzo en sí de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno, Bush hizo también una encendida defensa del libre comercio en un discurso ante empresarios de los 21 países miembros de la APEC.

El presidente saliente afirmó que "es esencial que los Gobiernos resistan la tentación de reaccionar de modo desmesurado e imponer regulaciones que ahoguen el crecimiento económico".

Las bases para la recuperación, insistió Bush, que se encuentra en Lima en lo que es el último viaje al extranjero de su mandato, son "los mercados abiertos, el libre comercio y la libertad de la gente".

Bush recordó que el libre comercio ha sido una de las prioridades de su mandato y que en sus ocho años en el Gobierno ha suscrito once tratados internacionales en este sentido.

Además se encuentran pendientes de aprobación en el Congreso de EE.UU. tratados con Colombia, Panamá y Corea del Sur, cuya ratificación exigió entre los aplausos del público.

Bush hizo un aparte en su discurso para reclamar, de manera apasionada, la ratificación en especial del tratado pendiente con Colombia.

"El Congreso y nuestro Gobierno no debe volver la espalda a un amigo como Álvaro Uribe", el presidente de Colombia, dijo Bush. EFE

mv/ar

(con fotografías y audio)