Quantcast

Hasta una fragata y un portaaviones cuidan a los líderes del foro APEC

David Blanco Bonilla

Lima, 22 nov (EFE).- Una fragata de la Armada peruana y un portaaviones estadounidense con aviones F16 forman parte del despliegue de seguridad en torno a los presidentes y otros dignatarios que participan en la cumbre de APEC en Lima.

Por tierra, mar y aire se protege a los representantes de los países que integran el Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), entre los que se encuentran los máximos líderes de tres de las cinco naciones que son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: EE.UU., China y Rusia.

Los distritos cercanos a los hoteles de las delegaciones y al Cuartel General del Ejército, donde hoy se inaugura oficialmente la Cumbre, han sido virtualmente tomados por las fuerzas de seguridad peruanas, que están en alerta máxima.

En medio de estas medidas, con calles cerradas, controles estrictos e impedimento del tránsito peatonal, la seguridad del presidente estadounidense, George W. Bush, ha concentrado la atención por el despliegue de unidades navales, misiles antiaéreos y unos 600 agentes llegados junto al gobernante.

Un portavoz de la seguridad de la Cumbre confirmó a Efe que los norteamericanos tienen frente a la costa de Lima a un portaaviones equipado con aviones de combate, listos para intervenir en caso de que se produzca un ataque aéreo.

La Armada peruana también ha desplegado a una fragata Lupo equipada con misiles, que recorre el mar frente al distrito de Miraflores, donde se encuentran varios de los hoteles donde se alojan las delegaciones.

Bush, que llegó el viernes a Lima, se traslada en su propio vehículo blindado, seguido por unidades de seguridad e incluso una ambulancia equipada con una sala de operaciones.

Los controles incluyen cinco anillos en los que participan agentes peruanos y norteamericanos de la CIA, el FBI y la DEA, uniformados y de paisano.

Bush, que visita Lima por segunda vez, esta vez en el que muy probablemente será su último viaje internacional antes de entregar el poder, también es protegido a lo largo de su recorrido por francotiradores y un helicóptero artillado.

Pero un despliegue de seguridad extremo también rodea a los demás líderes de las 21 "economías" o países que conforman APEC.

Este viernes fue detenida una mujer de 61 años que merodeaba con un cuchillo de mesa, escondido dentro de un libro, por las cercanías del hotel donde minutos antes se habían entrevistado Bush y Hu.

La mujer había logrado inexplicablemente burlar varios perímetros de seguridad y solo cuando estaba muy cerca del hotel fue interceptada por cuatro agentes de la seguridad del presidente chino, quienes la redujeron y la entregaron a la policía peruana.

El miedo a un atentado terrorista se hizo presente después de conocerse que cuatro vehículos acreditados para llegar hasta la sede de la Cumbre fueron robados en las últimas horas.

Dos de los vehículos pertenecen al Ministerio de Defensa, otro al de Salud y el último tiene matrícula diplomática, según dijo a Efe un portavoz de seguridad.

El pasado lunes la Policía peruana detuvo a un hombre con 36 granadas de guerra, cuando se desplazaba en un taxi desde la periferia norte al centro de la capital.

La decisión del gobierno peruano de decretar días no laborables desde el pasado jueves ha llevado a numerosos limeños a salir de la ciudad, por lo que muchas calles se ven desoladas, lo que hace más notoria la presencia de policías con armas y cascos de guerra.

Las autoridades peruanas han movilizado 39.000 de los 99.000 agentes de la Policía Nacional para garantizar la seguridad y el orden público, así como un sistema de "cápsulas de seguridad" que protege a los convoyes de los dignatarios.

Las fuerzas de seguridad se han preparado para afrontar atentados terroristas y disturbios, con armas de última tecnología, con miras telescópicas y señalización láser, equipos de detección de armas y sustancias químicas y bacteriológicas, entre otros instrumentos.

En la sede de la Cumbre APEC, conocida como "El Pentagonito", se ha instalado un cuartel completo de bomberos, con 40 efectivos preparados para atender incendios, accidentes o incluso atentados con armas químicas. EFE

dub/ar

(con fotografías y audio)