Quantcast

Irlanda se mantiene en la elite mundial tras derrotar a Argentina

Dublín, 22 nov (EFE).- La selección de rugby de Irlanda derrotó hoy a Argentina en un partido internacional disputado en el estadio de Croke Park de Dublín y en el que el XV del Trébol se jugaba su permanencia entre los ocho primeros de ránking mundial.

Con sólo dos partidos de preparación disputados esta temporada, los hombres de Declan Kidney se tomaron la revancha de su derrota ante los Pumas en la última Copa del Mundo y aseguraron su condición de cabezas de serie para el sorteo de la próxima cita mundialista, que se celebrará el 1 de diciembre.

La suerte estuvo del lado irlandés desde el comienzo del partido, pues si ya respiraban aliviados por las anunciadas bajas de Felipe Contepomi y Agustín Pichot, durante el calentamiento se lesionó Juan Martín Hernández, un apertura que placa y patea como pocos en el panorama internacional.

Hasta seis cambios debió introducir el técnico argentino, Santiago Phelan, respecto a la formación que derrotó la pasada semana a Italia en el Olímpico de Turín por 22-14.

No tenían faros que guiasen su ataque, pero la defensa de los Pumas se impuso a la irlandesa durante la mayor parte del primer tiempo, lo que le dio más posesión, que, sin embargo, no se tradujo en puntos para los suramericanos.

Tampoco Irlanda apretaba en ataque. Le falta aún chispa, continuidad en su juego a la mano y sus pateadores no acertaban a la hora de sacar el balón por la lateral.

El primer movimiento con peligro de los locales llegó hacia el minuto 22, un "maul" con el que ganaron metros y, más importante, un golpe de castigo que O'Gara, no obstante, erró.

El ala irlandés Murphy fue penalizado después por retener la pelota en el césped, pero Santiago Fernández, sustituto de Martín Hernández, falló un penalti relativamente sencillo pateado desde 34 metros de distancia.

La responsabilidad parece que le pesó al jovencísimo apertura, quien, con 22 años, jugaba hoy su segundo partido con la albiceleste.

Un nuevo error de Murphy concedió otro penalti a Argentina cinco minutos después, casi desde la misma posición. Segunda oportunidad para Fernández y, esta vez, el oval se coló entre los palos para adelantar a Argentina en el marcador de un Croke Park aburrido con el juego ultradefensivo de ambos conjuntos.

Falto de ideas, Irlanda igualó el partido al transformar un golpe de castigo frontal y cercano a palos de O'Gara al filo del descanso.

Sin cambios en ninguno de los equipos, la segunda parte transcurrió como la primera, con la diferencia de que Irlanda aprovechaba los penaltis y la clase de su apertura. Argentina, por contra, pagaba la inexperiencia de Santiago Fernández.

El joven apertura erró otro penalti en el minuto 42 y, aunque la puesta en escena de Irlanda continuaba siendo pobre, O'Gara sumó nueve puntos entre los minutos 49 y 74 gracias a la transformación de dos golpes de castigo y una patada a palos.

El ala irlandés Bowe cerró la cuenta de los verdes con un ensayo, tras recibir una tremenda patada teledirigida al hueco de O'Gara, el mejor de un partido brusco y feo en el plano deportivo.

No ayudaron tampoco las constantes refriegas que protagonizaron los jugadores de ambos bandos y las protestas contra las decisiones arbitrales, algo poco común en el mundo rugby.

Sea como fuere, Irlanda, sin lustre, cumplió su objetivo y se mantiene entre los ocho primeros de ránking mundial.

Ficha técnica:

17. Irlanda: Geordan Murphy; Tommy Bowe, Brian O'Driscoll, Luke Fitzgerald, Rob Kearney; Ronan O'Gara, Tomas O'Leary; Marcus Horan, Jerry Flannery (Rory Best, m.13), John Hayes, Donncha O'Callaghan, Paul O'Connell, Stephen Ferris, David Wallace y Jamie Heaslip.

.3. Argentina: Horacio Agulla; Francisco Leonelli, Federico Martín Aramburu, Miguel Avramovic, Rafael Carballo; Santiago Fernández, Nicolas Vergallo; Rodrigo Roncero, Mario Ledesma, Juan Pablo Orlandi, Rimas Álvarez Kairelis, Patricio Albacete, Martín Durand, Juan Martín Fernández Lobbe y Juan Manuel Leguizamón.

Marcador: Irlanda: un ensayo (Bowe, 74), 4 golpes de castigo (O'Gara, 37, 49, 68, 74).

Argentina: un golpe de castigo (Fernández, 35).

Árbitro: Bryce Lawrence (Nueva Zelanda). EFE

ja-fc