Quantcast

El Bruesa, obligado a vencer a un rival de su liga

San Sebastián, 22 nov (EFE).- El Bruesa GBC recibe mañana en Illumbe a un rival de su liga, el CAI Zaragoza, al que está obligado a vencer si no quiere perder la estela del grueso principal de la clasificación, tras las cuatro últimas derrotas consecutivas cosechadas por los donostiarras.

El conjunto entrenado por Pablo Laso cuenta con varios factores en contra para afrontar el choque frente a los maños como el hecho de haber jugado un día más tarde, realizar un desplazamiento largo, así como disputar una prórroga frente al Kalise Gran Canaria el pasado jueves.

Eso sí, el vestuario salió fortalecido tras el encuentro en tierras canarias porque el equipo guipuzcoano plantó cara al colíder en su cancha y, recuperó de esta forma, el esfuerzo que su técnico reclama en cada uno de los partidos y no apreciado quizá a lo largo de los cuarenta minutos contra el DKV Joventut.

Si algo han demostrado los hombres de Laso en la presente campaña es que han sabido sobreponerse a situaciones adversas, tras el partido del Real Madrid y DKV Joventut, con una victoria en Sevilla y una muy buena actuación en Las Palmas de Gran Canaria.

Ahora el Bruesa tiene una prueba de fuego en su casa contra un rival que el año pasado también luchó por ascender a la ACB y que este año parece que no va a pasar apuros en la categoría, al igual que parecía que los guipuzcoanos tampoco los iban a pasar en la primera fase de la liga.

Puede que sea esto lo que pese como una losa, porque un buen inicio ilusionó a la afición, que ahora se ve algo deprimida, aunque los más entendidos ya advertían de que habría que esperar a terminar la primera vuelta para sacar conclusiones.

El GBC tiene ahora en su mano cambiar la tendencia negativa actual en un partido en el que Pablo Laso podrá contar con todos sus hombres salvo el lesionado de larga duración, Edgar San Epifanio. EFE

mo/cgc/jag