Quantcast

Desarticulada una red dedicada a la explotación sexual y al tráfico de drogas

San Sebastián, 22 nov (EFE).- El Cuerpo Nacional de Policía ha desarticulado en Guipúzcoa, con la detención de dieciséis personas, una organización dedicada a la explotación sexual y al tráfico de drogas.

Según ha informado hoy la Delegación del Gobierno en el País Vasco, los arrestos se produjeron tras las labores de inspección llevadas a cabo el pasado miércoles en dos establecimientos de alterne de San Sebastián y Oiartzun (Guipúzcoa).

En estos locales, los agentes localizaron dos pistolas, 46,5 gramos de cocaína, 11 gramos de hachís, 8 gramos de marihuana, 15.320 euros en metálico y monedas de un euro tintadas de negro para presuntas estafas en máquinas tragaperras.

Los agentes detuvieron a dieciséis personas, siete de ellas por presuntos delitos y las nueve restantes en aplicación de la norma que regula los derechos y deberes de los extranjeros en España.

En cuanto a los siete arrestados por presuntos hechos delictivos, tres de ellos -los españoles Arkaitz D.S.V y Mari Carmen D.F., y la colombiana -Sandra C.C.- están acusados de delitos contra los derechos de los trabajadores.

Los otros cuatro -los españoles Miguel Angel L.A.A. y Eneko Arnaiz L.A.G., la brasileña Merles M.D.S.A. y la colombiana Claudia B.B.C.- están acusados también de otros delitos relativos a prostitución, tráfico de estupefacientes, coacciones y estafa.

Las mismas fuentes han precisado que "cada uno de los detenidos realizaba una tarea y tenía un cometido dentro de la red", ya que algunos ejercían de camareros o vigilantes, mientras que otros tenían retenida la documentación a distintas mujeres a las que obligaban a ejercer la prostitución contra su voluntad.

Las nueve personas detenidas en aplicación de la norma que regula los derechos y deberes de los extranjeros en España son ciudadanas brasileñas a quienes, "en aplicación de la normativa vigente, se les ha instruido el oportuno expediente administrativo de expulsión del territorio nacional", han agregado.

Han explicado que esta actuación policial, cuyas investigaciones no han finalizado todavía, es continuación de otra llevada a cabo el pasado mes de septiembre en un club de Oiartzun, donde se intervino también droga y una pistola perteneciente a una persona que realizaba tareas de vigilancia en el local de manera ilegal. EFE

cgc